Costumbres de granada

Costumbres de granada

Costumbres de granada

semana santa

Granada es una ciudad milenaria que se extiende bajo las estribaciones de Sierra Nevada (3.479 m), cargada de una rica historia que se remonta a los tiempos de la civilización ibérica (siglo IV a.C.) y que fue conquistada después por los romanos, que adoptaron su nombre ibérico Iliberis o Ciudad Florida por su hermosa y frondosa vegetación. Tras la invasión romana, llegaron los visigodos, seguidos de los musulmanes. Los asentamientos de estos pueblos estaban muy cerca de una pequeña zona poblada por judíos con el nombre de Granata. Tras la destrucción de la antigua Iliberis, bajo los musulmanes, esta zona se convirtió en lo que en tiempos más recientes daría forma a la ciudad de Granada, la ciudad en la que vivo y trabajo.

La presencia musulmana, que duró aproximadamente 745 años, ha dejado una huella visible en cada rincón de la ciudad. El mejor ejemplo de esta cultura es la Alhambra (o Castillo Rojo), que se asoma a los barrios del Albayzín y el Realejo y domina el paisaje urbano. Estos dos barrios son muy populares entre los lugareños y los turistas por su belleza, sus estrechas y sinuosas calles empedradas, la abundancia de monumentos y las magníficas vistas de la Alhambra y de toda la ciudad.

festivales en granada españa

Granada es una ciudad milenaria que se extiende bajo las estribaciones de Sierra Nevada (3.479 m), cargada de una rica historia que se remonta a los tiempos de la civilización ibérica (siglo IV a.C.) y que fue conquistada después por los romanos, que adoptaron su nombre ibérico de Iliberis o Ciudad Florida por su hermosa y frondosa vegetación. Tras la invasión romana, llegaron los visigodos, seguidos de los musulmanes. Los asentamientos de estos pueblos estaban muy cerca de una pequeña zona poblada por judíos con el nombre de Granata. Tras la destrucción de la antigua Iliberis, bajo los musulmanes, esta zona se convirtió en lo que en tiempos más recientes daría forma a la ciudad de Granada, la ciudad en la que vivo y trabajo.

La presencia musulmana, que duró aproximadamente 745 años, ha dejado una huella visible en cada rincón de la ciudad. El mejor ejemplo de esta cultura es la Alhambra (o Castillo Rojo), que se asoma a los barrios del Albayzín y el Realejo y domina el paisaje urbano. Estos dos barrios son muy populares entre los lugareños y los turistas por su belleza, sus estrechas y sinuosas calles empedradas, la abundancia de monumentos y las magníficas vistas de la Alhambra y de toda la ciudad.

la cultura de granada

España es una tierra de gran riqueza cultural. Parte de su diversidad tiene su origen en los diferentes grupos de personas que han llamado a la Península Ibérica su hogar en algún momento de la historia. Uno de estos grupos es el de los moros, los musulmanes árabes y bereberes que conquistaron partes de la actual España en el siglo VIII y vivieron en ella durante casi 800 años.

La cultura árabe ha dejado su huella no sólo en la lengua española, sino también en las costumbres, el arte y la cultura de toda la Península Ibérica. Esta influencia aún es visible de muchas maneras. Permítanos mostrarle partes del legado morisco que perviven en la España moderna.

En el año 711, cuando España no era más que un conjunto de reinos independientes, comenzaron a llegar a la Península Ibérica los primeros grupos de musulmanes. Entraron en España por el Estrecho de Gibraltar y continuaron hasta que fueron detenidos en Poitiers, en la actual Francia.

Hacia el año 722, las fuerzas militares cristianas dirigidas por el noble Pelayo obtuvieron la primera victoria de la Reconquista, un periodo de siglos de guerra entre cristianos y musulmanes en el que los reinos cristianos lucharon por reconquistar la península tras siglos de dominio musulmán. La Reconquista terminó en 1491 cuando cayó el último bastión árabe, el Emirato de Granada.

Costumbres de granada del momento

En lugar de los grandes acontecimientos y personajes de la historia, y de las altas artes y la cultura, el Museo de Artes y Costumbres Populares de Jaén se centra en la vida y las prácticas de la gente común de la región, especialmente en las zonas rurales. Varias salas están tematizadas con diversos temas, como el trabajo en el campo, en el que se exponen herramientas como las utilizadas para la recogida de aceitunas o la elaboración del pan. También se abordan los tejidos y la matanza del cerdo, y hay una sección especialmente interesante dedicada a la infancia, con muñecas, pupitres, juegos y juguetes.

  Tradiciones de la navidad en francia