¿Cuántos años tiene el Olentzero?

Tartalo

Así suenan muchos hogares del País Vasco cada 24 de diciembre a las 7:30 de la tarde. Es el momento de prepararse para el Basque Christmas Parade, un desfile navideño muy especial. No hay enormes globos de Spiderman, ni rastro de las Rockettes, y seguro que no encontrarás bandas de música… Aquí el desfile es un poco más, digamos, “rural”, pero déjame empezar por el principio.

Como la cultura vasca es una civilización prerromana, la mayoría de nuestras tradiciones se basan en la mitología. La creencia aquí es que la Madre Naturaleza (Amalur) creó el mundo, y a los humanos. Cuando Amalur vio la belleza de esas débiles criaturas, creó diferentes hadas, elfos y duendes para protegerlas. Por ejemplo, las Lamias, mitad mujer-mitad pato, cuidarán de los ríos. Una criatura alta y grande llamada Basajaun protegerá el bosque. Todo iba bien hasta el final del verano, porque como sabes “se acerca el invierno…”.

Al principio del otoño, Amalur se dio cuenta de que los humanos necesitarían el calor del fuego (gar) para sobrevivir a los meses de frío en los Pirineos. Invitó a un hombre viejo y regordete, llamado Olentzero, a vivir en las montañas y preparar carbón para los humanos, a cambio sería amigo de todos los animales del bosque

Mitología de Inguma

Algunas de las tradiciones que se celebran hoy en día proceden de la influencia cristiana, pero otras son producto de religiones más antiguas. En la época precristiana se celebraba el fin/principio de año, mientras que para los cristianos el fin/principio de año era la Pascua. Así que la tradición más antigua fue asimilada y los cristianos trasladaron la celebración del nacimiento de Cristo a esta época. Hay varias formas de decir Navidad en euskera, como “Gabonak y “Natibitate”, pero el término más extendido es “Eguberria” o “día nuevo” en euskera.

  ¿Qué costumbres tenian los nativos?

Hoy conocemos al Olentzero como la figura mítica del invierno, pero toma su nombre de una costumbre más antigua. La palabra “olentzero” es la combinación de dos palabras–olesen-aroa–lo que nos da una indicación del significado de la figura. El significado de “aroa” es claro, significa “tiempo” o “estación”, pero “olesen” es una palabra vasca antigua que se conserva sólo en las canciones populares antiguas. De Otxandiano, Bizkaia viene el verso: Aterik ate oleska,/ beldurtu barik aize hotzaz/ hemen gaituzu kantatu naiez/ irigi zuen bihotzak. Y de Urdiaingo en Nafarroa: Olez, olez/ bakallu jalez/ bost eta sei hamaika/ txorixorik ez balin badago/ igual dela lukainka. Perú Abarka, en un libro del siglo XIX, escribe: Olesa ta ate-jotea da, nor ote dogu? En este contexto, vemos que “oles” significa llamar o pedir, y en muchas otras canciones también se asocia a la recogida de regalos. Podemos rastrear la transformación de la palabra de “olesen-aroal” a “olezen-aroa” a “olentsen-aro” a “olentzen-aroa” y finalmente a Olentzero.

Tartalo deutsch

La Navidad en el País Vasco comienza con la Fiesta [eu] de Santo Tomás el 21 de diciembre, una celebración en la que la mayoría de la gente sale a la calle[1] para bailar y comer talo con txistorra. Llevan un traje tradicional llamado vestido de casera. En el caso de las chicas, consiste en una falda larga y una camisa de manga larga a la antigua, con pañuelos en la cabeza y delantales. Los chicos llevan una camisa larga negra, pantalones y txapela (boina negra tradicional). Los trajes de casera son normalmente de color azul oscuro, pero pueden ser de muchos colores. Llevan caseras porque es lo que lleva la gente del monte y la fiesta solía celebrar a los campesinos que vendían sus bienes en el pueblo y venían en Santo Tomás a pagar el alquiler a los caseros de la ciudad.

  ¿Cómo es la vida de los alemanes?

En el País Vasco el equivalente a Papá Noel es Olentzero, y Olentzero vive o vivió (según se crea) en la montaña, y lleva la casera de los chicos. Es un personaje mítico vasco muy representado como un mensajero que grita que es Navidad por todos los rincones del País Vasco[2] En algunas versiones, el Olentzero es un campesino o un pastor. Sin embargo, es común en todos los cuentos[3] que el Olentzero trae buenas noticias a la gente.

Vasco

Los niños de San Sebastián y del País Vasco, al igual que muchos otros niños de todo el mundo, están luchando por permanecer dormidos, demasiado emocionados porque saben que alguien les visitará esa noche, alguien muy especial y muy importante: ¡Olentzero!

A pesar de todo, sólo unos pocos afortunados han podido observar a Papá Noel y lo describen como un anciano con una gran barba, la cara cubierta de carbón y con una enorme barriga. No es ningún secreto que Olentzero es un bon vivant y un gran comilón, por lo que cualquier plato de comida o vaso de sidra que se le ocurra dejar en Nochebuena será muy apreciado y le ayudará a coger fuerzas y seguir con su agotadora ronda.

Hay muchas teorías sobre el origen del nombre de Olentzero, una de ellas es que vendría de las palabras Ona ( bueno en euskera), antz ( hacia) y aro (periodo de tiempo) – de esa manera Olentzero representaría el solsticio de invierno.

Ahora ya sabes un poco más sobre Olentzero y aunque no vivas en el País Vasco, estoy bastante seguro de que si hay un plato de comida tradicional vasca cerca de tu chimenea, Olentzero no podrá resistirse a una visita a tu casa

  ¿Cuándo se felicita la Navidad en Alemania?