¿Que se festejaba en la Edad Media?

Los orígenes de la tradición navideña

Para esta entrada del blog de invitados, nos acompaña la profesora Anne Lawrence-Mathers del Departamento de Historia de la Universidad de Reading.  Acompáñenos mientras exploramos cómo era la Navidad medieval en la ciudad.

En Reading, y en toda la Inglaterra medieval, la Navidad se celebraba con doce días completos de vacaciones. Esta larga fiesta se caracterizaba por las comidas, las bebidas y los juegos, así como por la asistencia a la iglesia, pero la entrega de regalos desempeñaba un papel mucho menor que en nuestra Navidad moderna.

Ya en el siglo X, un poema anglosajón relataba los puntos clave de la temporada: “Cristo nació en pleno invierno (el solsticio de invierno), ocho días antes del Año Nuevo romano del 1 de enero. Cinco días después del Año Nuevo (6 de enero) tuvo lugar el bautismo de Cristo, conocido como el Día de Reyes en Inglaterra”.

Un periodo de vacaciones tan largo permitía jugar al aire libre durante las horas de trabajo o de estudio. Las peleas de bolas de nieve se representan en esta pintura del siglo XIV de Trento (Italia), y los juegos callejeros se registran en Reading:

Fiestas y celebraciones medievales

La Edad Media supuso la cristianización de la mayor parte de Europa. La gente nacía en la fe como nacía en la sociedad. Y, como en cualquier sociedad, había una serie de comportamientos y compromisos que se reflejaban en la celebración de la Eucaristía.

Por un lado, la misa se celebraba en las grandes catedrales y abadías con liturgias de gran poder y belleza. Por otro lado, algunos sacerdotes y personas tenían poca educación o instrucción que les ayudara a entender su fe y su liturgia.

  ¿Cómo viven los indígenas en la actualidad?

Durante este periodo, el clero y los monjes fueron asumiendo gradualmente las funciones litúrgicas que antes desempeñaba el pueblo. En las misas que no se cantaban, el sacerdote decía él mismo todas las oraciones y lecturas y era respondido por clérigos menores y, eventualmente, por monaguillos.

Normalmente, gran parte de la misa se recitaba en silencio y los gestos y acciones del sacerdote se seguían y entendían de forma alegórica. Cada gesto se entendía como representación de algún aspecto del misterio de la Muerte y Resurrección de Jesús. Por ejemplo, las cinco veces que el sacerdote se volvía hacia el pueblo se entendían como las cinco apariciones de Jesús después de la Resurrección.

Línea de tiempo de la Edad Media

Antes de que la Navidad fuera Navidad, existía una fiesta romana de invierno llamada Saturnalia. En la antigua Escandinavia se celebraba más o menos en la misma época una fiesta similar llamada Yule. Ninguna de las dos celebraba el nacimiento de Cristo.

En los primeros tiempos, los cristianos del Imperio Romano celebraban las fiestas locales de invierno, o al menos colgaban el obligatorio acebo en sus puertas para evitar ser perseguidos. Ya en el siglo II, los cristianos celebraban en privado la fiesta de la Epifanía, o Día de Reyes, el 6 de enero. Este era el día en que honraban a los Reyes Magos y, en menor medida, el bautismo de Cristo. Tras la caída de Roma y la difusión del cristianismo, los líderes cristianos (Constantino el Grande y más tarde el obispo Liberio de Roma) se propusieron eliminar la Saturnalia y otras celebraciones paganas que competían con la Epifanía.

  ¿Qué se celebra 31 de mayo en USA?

La eliminación de las fiestas paganas de invierno resultó ser todo un reto, ya que estaban muy arraigadas en la cultura y la sociedad romana y europea. Había que sustituir el solsticio de invierno, el Yule y la Saturnalia por algo familiar e igualmente divertido.  Así que los cristianos adoptaron las tradiciones festivas paganas más aceptables y les dieron un giro religioso, añadiendo sus propias tradiciones en el camino.

Fiesta de la Edad Media

A medida que el invierno europeo se hace más profundo, el sol se acerca al horizonte sur hasta que parece detenerse durante unos días, antes de volver a salir lentamente para dar paso a la primavera. Los pueblos antiguos ya conocían este fenómeno y los romanos, a partir de sus palabras “sol” y “detenerse”, lo llamaban solstitium, origen de nuestra palabra “solsticio”. Según el calendario juliano, el sistema de meses y días que aún utilizamos (ideado por primera vez en el año 46 a.C. por orden de Julio César), el solsticio de invierno tenía como fecha original el 25 de diciembre.

Todas las religiones y filosofías se basan en la analogía, hasta el punto de que algunos filósofos medievales, inspirados por Platón, veían en todo el universo una vasta red de analogías, de semejanzas ocultas entre una cosa y otra, semejanzas capaces (decían) de conducir la mente humana bruta de lo visible a lo invisible, preparándola para las verdades más profundas de la religión. El número de tales analogías debe ser infinito. Pero la más obvia de todas es la que existe entre el sol y Dios; o más bien, un tipo de Dios: uno que es, como el sol, una fuente universal y sustentadora de la vida, y sin el cual todo es oscuridad y frío. La analogía es tan evidente que, al igual que el solsticio, los pueblos antiguos se fijaron en ella, y el culto al sol como Dios es, por tanto, un lugar común de la religión antigua. En el mundo romano, la forma principal era el culto al “Sol Invicto”, piedra angular del mitraísmo, que a su vez era el principal aspirante a la devoción de los súbditos romanos a finales del siglo III d.C. En el año 274 -¿cuándo más que el 25 de diciembre? – un emperador declaró a Sol invictus patrón principal del Imperio.

  ¿Cuáles son las principales características de la Amazonia?