Argelia cultura costumbres

Argelia cultura costumbres

argelia cultura comida

La situación geográfica de Argelia la convierte en un cruce de mundos. El país tiene acceso al mar Mediterráneo, y el desierto del Sahara ocupa gran parte del territorio argelino. Este es también un lugar donde el cristianismo se encuentra con el Islam, y este hecho da forma al aspecto de los monumentos del país. En Argelia, los altos minaretes de las mezquitas conviven pacíficamente con las tranquilas iglesias cristianas, y las precisas calles europeas se encuentran con los ruidosos bazares de Oriente Medio. Un panorama realmente fascinante.

En diferentes épocas, los romanos, los españoles, los catalanes, los provenzales, los genoveses, los franceses y los turcos vivieron en el territorio de la Argelia moderna. Sin embargo, los bereberes son el pueblo autóctono de esta tierra, por lo que sus tradiciones y costumbres son muy interesantes e importantes. En primer lugar, para los bereberes no hay más dios que el poderoso mar y la despiadada arena del desierto. En segundo lugar, los bereberes aprecian todo lo que está relacionado con sus tradiciones culturales y su lengua de una forma u otra.

Tomar fotografías es algo problemático en la comarca en general. Por supuesto, los turistas pueden pedir a los hombres del lugar que les hagan fotos, y puede que alguno de ellos incluso acceda. Sin embargo, siempre es una mala idea hacer la misma pregunta a una mujer porque esto ofenderá tanto a ella como a su marido. Por cierto, también está prohibido fotografiar las tumbas. Un dato interesante: las lápidas no son comunes en Argelia, por lo que normalmente sólo hay varios trozos de cerámica rotos en la tumba. Este hecho tiene una explicación. Cada argelino recibe una vasija de arcilla después de nacer. Cuando alguien muere y el alma abandona el cuerpo, la vasija de esa persona se rompe. Esta tradición tiene sus raíces en las tradiciones de los bereberes nómadas que viven en el sur del país.

patrimonio cultural de argelia

Historia, lengua y cultura de ArgeliaHabiendo obtenido la independencia de Francia en 1962 tras una sangrienta Guerra de Independencia que sigue siendo el acontecimiento que define la historia moderna del país, Argelia ha tenido una primera mitad de siglo dramática y rocambolesca en la que ha estado sola. Siguiendo una senda socialista y laica durante las décadas de 1970 y 1980 para mantener a raya las tensiones árabes y bereberes, el país se sumió en el descontento popular a finales de la década de 1980.

En la década de 1990, la política argelina se vio dominada por una sangrienta lucha entre el ejército y los militantes islámicos, que se extendió por gran parte del país y causó enormes pérdidas de vidas. La guerra civil se extinguió en 2002, cuando Abdelaziz Bouteflika, antiguo y respetado ministro de Asuntos Exteriores de Argelia, fue elegido presidente del país, cargo que ocupa desde entonces. Desde entonces, Buteflika dirige el país con mano de hierro y, aunque no es un demócrata, puede decirse que ha aportado al país algo que necesita mucho más a corto plazo: estabilidad y paz.

la mentalidad argelina

El árabe es la lengua oficial de Argelia. El francés era la lengua principal de los negocios antes de 1992, pero ahora se utiliza muy poco en el país. En los hogares bereberes y en las zonas remotas se hablan varios dialectos bereberes, pero la mayoría de los bereberes también hablan árabe. Los arabófonos constituyen el 75% de la población, mientras que los bereberes son el 25% aproximadamente, y los francófonos se reducen a menos de 50.000 personas.

Argelia es el país más grande de África, con más de cuatro quintas partes de su territorio cubiertas por el desierto del Sahara. El país cuenta con una población de 37,1 millones de personas que se sitúan principalmente en la costa norte. Argelia es una república constitucional multipartidista. Las zonas pobladas disponen de instalaciones para los viajeros, pero a veces son limitadas en calidad y cantidad.

El índice de criminalidad en Argelia es moderado. Se han registrado delitos graves en los que hombres armados que se hacían pasar por policías han entrado en las casas y han robado a sus ocupantes a punta de pistola. Los pequeños hurtos y los robos en viviendas son frecuentes, y los atracos van en aumento, especialmente al anochecer en las ciudades. Son frecuentes los robos de contenido y piezas de los coches aparcados, los hurtos de carteras, los robos en trenes y autobuses, los robos de objetos dejados en las habitaciones de los hoteles y los robos de bolsos. Las alarmas, las rejas y/o los guardias ayudan a proteger la mayoría de las residencias de los extranjeros.

la cultura en argelia

Cualquier moda que tenga la suerte de caer bajo la influencia de tres civilizaciones es sin duda una extraordinaria mezcla de estilo y chic. Argelia se encuentra en la encrucijada de tres mundos, el africano, el árabe y el mediterráneo, y la moda argelina se ha visto influenciada durante mucho tiempo por el hecho de que su singular ubicación ha sido un lugar de encuentros e intercambios históricos.

No es de extrañar que los diseñadores argelinos hayan sabido combinar las tradiciones culturales con la influencia del entorno del país. Estas influencias han llegado a la industria de la moda y han presagiado varios cambios en la elección del color, el diseño y el patrón.

El vestuario femenino, en particular, combina con éxito la ostentación, la utilidad y la elegancia. Hay un fuerte énfasis en la decoración y los colores intrincados. El uso de tejidos coloridos para la ropa destaca frente a los tonos tierra predominantes y la mujer argelina ha mantenido su amor por el color y los estampados de colores vivos. Los rojos, amarillos, verdes y azules, así como muchas otras combinaciones de colores, se combinan y se bordan finamente con hilos de oro y plata.

  Cuba cultura y tradiciones