¿Cómo era la vestimenta de la Edad Media?

Terminología de la indumentaria medieval

Los caballeros que regresaban de las Cruzadas volvían con sedas y algodones de Oriente Medio. Los terciopelos se importaban de Italia. Los materiales que usaba la nobleza venían en una variedad de colores. El tinte rojo procedía de un insecto mediterráneo que proporcionaba un color escarlata brillante. Los tintes verdes procedían de líquenes y la planta Dyerswoad proporcionaba tintes para el resto de los colores basados en el azul. Los tintes utilizados en la producción de estas extravagantes piezas eran especialmente difíciles de encontrar y caros.

La seda, aunque extremadamente cara, estaba al alcance de las personas ricas de importancia. Las sedas bizantinas se comerciaban en Pavía a través de Venecia, y las sedas andaluzas llegaban a Francia a través de España. En la última década del siglo anterior, la reconquista normanda de Sicilia y la Primera Cruzada habían abierto rutas adicionales para los tejidos e influencias de estilo orientales en Europa.

A pesar de la importación de nuevas telas, la lana seguía siendo el tejido principal para la ropa de todas las clases. La ropa interior de lino, más cómoda para la piel y que podía lavarse y blanquearse al sol, se usaba cada vez más.

Algunas prendas de la Edad Media

Los hombres y las mujeres llevaban túnicas. Los hombres las llevaban sobre medias o calzones ajustados, y las mujeres sobre vestidos largos. Las túnicas estaban hechas de cáñamo, lana o lino. La túnica podía llevarse sobre una camisa de lino ligera. El lino podía ser tejido grueso, comprado de segunda mano o heredado de un patrón. Las camisas ligeras de lino se usaban para el trabajo de campo en los meses cálidos.

  ¿Cuando surgio el Halloween?

Las mujeres llevaban velos sencillos que se sujetaban con una banda en la frente. La cofia era un gorro ajustado de alinen o cáñamo. El capuchón era una capucha unida a una capa. Los sombreros de paja protegían a los campesinos del sol cuando hacía calor.

Ropa de los nobles medievales

La moda femenina en la época medieval es importante no sólo para el estudio académico, sino para cualquier persona interesada en la historia de la moda. Los estilos cambiaron gradualmente desde el principio de la época hasta los últimos años, abarcando desde el siglo V hasta el XV.

Lo que llevaban las mujeres dependía de su estatus. Si comparamos lo que la gente llevaba durante estas épocas históricas con lo que llevamos hoy en día, nos daremos cuenta de que la gente de la Europa medieval llevaba muchas prendas en su día a día. Normalmente era mucho más complicado que una camisa y una falda. Incluso llevar un vestido requería capas de ropa interior, incluyendo corsés ajustados.

Las mujeres ricas y las nobles llevaban túnicas, o vestidos sin mangas que llegaban hasta el suelo, al igual que las campesinas, pero la elección del material era muy diferente. Las ricas preferían tejidos más coloridos y lujosos y ricos bordados.

A medida que avanzaba la Edad Media, la vestimenta de los ricos se hacía más elaborada. Se solían llevar dos túnicas, una más vistosa y adornada que la otra. Las bandas ornamentales decoraban los bordes de las mangas, los escotes y la mitad inferior de los vestidos. La cintura se acentuaba, con piezas en forma de faja llamadas alforjas que daban mayor forma a las caderas. Muchas joyas y adornos de plata, oro y perlas adornaban la ropa y los accesorios.

  ¿Cuáles son las costumbres y tradiciones de Tabasco?

La moda femenina medieval

La ropa es mucho más que una cubierta física para proteger el cuerpo de los elementos; puede revelar mucho sobre una persona. Un vestido de noche, la bata blanca de un médico, las botas de vaquero… hoy en día pueden ser pistas sobre el estatus social, la profesión o el origen geográfico.

En la Edad Media, la vestimenta era fundamental para identificar el lugar que uno ocupaba en el mundo. Los medievales eran muy hábiles en la lectura del significado de la moda, lo que se refleja en las páginas pintadas de los manuscritos iluminados.

Los temas de esta exposición abarcan desde el coste extravagante de la ropa que llevaba la élite, pasando por los estilos y tejidos permitidos por la costumbre y la ley, hasta la inventiva que embellece las representaciones históricas de la moda.

Aunque a veces contienen imágenes fantasiosas o idealizadas de la vestimenta, las iluminaciones de los manuscritos suelen reflejar los estilos y tejidos reales de la Edad Media, así como los factores económicos que los sustentan.

Para el espectador medieval, el color y el material proporcionaban información esencial sobre el estatus social de las figuras de la página. Por ejemplo, los eruditos llevaban túnicas rojas que conllevaban el prestigio adicional asociado al alto coste del tinte carmesí.