Las malas costumbres corrompen

Las malas costumbres corrompen

Las malas costumbres corrompen

1 corintios 15:33 significado

En Primera de Corintios, el apóstol Pablo aborda una serie de cuestiones relacionadas con la vida y la doctrina. Algunos temas son las divisiones y peleas, la inmoralidad sexual, los pleitos entre creyentes, el matrimonio y la soltería, la libertad en Cristo, el orden en el culto, el significado de la Cena del Señor y el uso correcto de los dones espirituales, así como una profunda enseñanza sobre la resurrección.

Todos estos temas hacen hincapié en la conducta cristiana en la iglesia local. El contexto de nuestro pasaje clave de hoy parece ser una respuesta a los falsos maestros que habían llegado a la iglesia de Corinto enseñando que la resurrección de Jesucristo no era cierta. El apóstol Pablo responde a esto en 1 Corintios 15:32 diciendo “¿Qué gano yo si, humanamente hablando, luché con bestias en Éfeso? Si los muertos no resucitan, “comamos y bebamos, porque mañana moriremos”.

Pablo nos está enseñando que al asociarnos con falsos maestros, seremos influenciados negativamente por ellos. La verdad es que los falsos maestros no conducen a la santidad y es crítico que seamos cuidadosos con quien construimos relaciones. Esto es cierto especialmente para aquellos fuera de la iglesia. Los incrédulos pueden hacer que incluso los cristianos más fuertes flaqueen en su fe y afecten negativamente su caminar con Cristo y su testimonio al mundo. Pablo nos advierte que no nos dejemos engañar.

1 corintios 15:33 devocional

Meg, escritora independiente y bloguera en Sunny&80, es la autora de “Amigos con todos, la amistad dentro del amor de Cristo” y “Superficie, desbloquear el don de la sensibilidad”, escribe sobre la vida cotidiana dentro del amor de Cristo. Meg obtuvo una licenciatura en marketing y relaciones públicas en la Universidad de Ashland, pero dejó el mundo de los negocios para quedarse en casa y criar a sus dos hijas, lo que la llevó a perseguir su pasión por escribir. Ha dirigido un estudio bíblico para mujeres y sirve como líder del ministerio juvenil en su comunidad. Meg, nativa de Cleveland y fanática de los Browns de toda la vida, vive a orillas del lago Erie en el norte de Ohio con su esposo, sus dos hijas y su doodle dorado.Este artículo es parte de nuestra biblioteca de recursos más grande de frases y citas populares de versículos bíblicos. Queremos proporcionar artículos fáciles de leer que respondan a sus preguntas sobre el significado, el origen y la historia de versículos específicos dentro del contexto de las Escrituras. Esperamos que le ayuden a comprender mejor el significado y el propósito de la Palabra de Dios en relación con su vida actual. “Estad quietos y sabed que yo soy Dios” “Orad sin cesar” “Hecho con temor y maravilla” “Todas las cosas cooperan para el bien” “No temáis”

  Costumbres y tradiciones asiaticas

1 corintios 15:33

En su primera carta a los Corintios, el apóstol Pablo escribió sobre los falsos maestros que habían llegado a la iglesia de Corinto enseñando que la resurrección de Jesucristo no era cierta. Estas personas sólo consideraban su existencia física y negaban la vida después de la muerte o la resurrección (1 Corintios 15:32). Como resultado, su visión moral de la vida influyó en el resto de los creyentes corintios.

Pablo nos está diciendo que al asociarnos con falsos maestros, seremos influenciados negativamente por ellos. La verdad es que las falsas enseñanzas no conducen a la santidad. Como tal, es crítico que seamos cuidadosos con quien formamos relaciones, especialmente con aquellos fuera de la iglesia porque los incrédulos pueden causar que hasta los cristianos más fuertes vacilen en su fe y afecten adversamente su caminar con Cristo y su testimonio al mundo. Por eso Pablo nos dice: “No os dejéis engañar”.

En realidad, esta fue la segunda vez que Pablo advirtió a los corintios que no se dejaran engañar (1 Corintios 6:9). Les advirtió que no adoptaran el estilo de vida de las personas corruptas, que no heredarán el reino de Dios. Pablo sabía lo fácil que es para la gente dejarse influir por esas enseñanzas adversas. Si no se controla desde el principio, podrían empezar a adoptar esas ideas y comportamientos pervertidos como algo normal. Por esta razón, Pablo cita un proverbio del poeta griego Menandro: “Las malas compañías corrompen el buen carácter” (1 Corintios 15:33). Sin duda, este proverbio era muy conocido entre los griegos de la época.

  Leyendas tradiciones y curiosidades históricas de la semana santa de sevilla

Las malas compañías corrompen los proverbios

El Señor nos advierte que no nos dejemos engañar fácilmente pensando que sus palabras y advertencias son para otra persona y no para nosotros.    Tal vez Él se refería a alguien no tan espiritual como nosotros, alguien no tan maduro, no tan inteligente.    Tal vez alguien más débil, más ingenuo, alguien en quien no se puede confiar para hacer siempre lo correcto en el momento adecuado como nosotros.    ¿De verdad?

La primera advertencia es sobre el engaño.    No debemos ser engañados pensando que lo que Dios nos dice no es cierto, o no se aplica a nuestra situación.    No debemos ser engañados creyendo que esta advertencia estaba dirigida a otra persona.    ¿Por qué?      Porque esa es exactamente la racionalización que cada uno de nosotros hace con respecto a la Palabra de Dios cuando Su Palabra no nos permite hacer lo que queremos hacer y lo que pensamos que es correcto.    Después de todo, queremos seguir nuestro corazón, y ser fieles a nuestro propio corazón.    Sin embargo, olvidamos de buena gana que Dios afirma que nuestro corazón es “engañoso sobre todas las cosas y desesperadamente perverso” (Jer. 17:9).    Así que, para tener el conocimiento de Dios, nuestro corazón sería lo último que querríamos seguir.

  ¿Qué consecuencias trajo la dominacion colonial europea?