¿Qué religiones monoteístas surgieron en la Edad Media?

¿Qué religiones monoteístas surgieron en la Edad Media?

Monoteísmo

ResumenAntecedentesLa aceptación pública de los cultivos modificados genéticamente se basa en parte en las opiniones religiosas. Sin embargo, los puntos de vista de las distintas religiones y su posible influencia en las decisiones de los consumidores no se han examinado sistemáticamente ni se han resumido en un breve resumen. Revisamos las posiciones del judaísmo, el islam y el cristianismo -las tres principales religiones monoteístas a las que se adhiere más del 55% de la humanidad- sobre las controversias suscitadas por la tecnología transgénica.DiscusiónEl artículo establece que no existe un consenso generalizado dentro de las tres religiones. En general, sin embargo, parece que la teología dominante en las tres religiones tiende cada vez más a aceptar la tecnología transgénica en sí misma, la realización de investigaciones sobre transgénicos y el consumo de alimentos transgénicos. Estos enfoques más liberales, sin embargo, se basan en la existencia de un riguroso control científico, ético y normativo de la investigación y el desarrollo de dichos productos, y en que éstos estén debidamente etiquetados.ResumenConcluimos que existen otros intereses que compiten con la influencia que ejerce la religión sobre los consumidores. Entre ellos se encuentran los medios de comunicación, los activistas medioambientales, los científicos y la industria alimentaria, todos los cuales funcionan como fuentes de información y formadores de la percepción de los consumidores.

Henoteísmo

Todos sabemos cómo terminaron las cosas, por supuesto. Un ángel apareció, junto con un carnero, haciendo saber a Abraham que Dios no quería realmente que matara a su hijo, que debía sacrificar al carnero en su lugar, y que todo había sido simplemente una prueba.

Sorprendentemente, el modelo que mejor se ajusta a las pruebas históricas sitúa los orígenes de la fe en el surgimiento de la propia razón, y a pesar de su novedad lo hace de un modo que sospecho que parecerá sensato e intuitivo a muchos lectores. Esta nueva síntesis aporta, a su vez, una visión psicológica de los problemas de la fe y la razón que siguen atormentándonos hoy en día, desde los enfrentamientos públicos sobre la evolución, el aborto y los derechos de los homosexuales, hasta los atentados suicidas, los asentamientos en Cisjordania y las clases de vuelo en las que los alumnos desdeñan odiosamente la instrucción en el aterrizaje.

  ¿Que se les hacía a los judíos?

Sólo unos siete siglos después, se cree, este Dios reveló a Moisés que su verdadero nombre era Yahvé, y que deseaba ser conocido y adorado bajo ese nombre en adelante. Adorado, todavía, parece, como uno entre muchos: “No tendrás otros dioses delante de mí”, dice el Primer Mandamiento, lo que implica que otros dioses eran realmente una posibilidad, aunque odiosa. Es posible que algunos de ellos estuvieran detrás del truco de los bastones convertidos en serpientes con el que los sabios del faraón trataron de burlar al hermano de Moisés, Aarón, antes de que sus serpientes fueran devoradas por las de Yahvé. Al igual que El, Yahvé tampoco parece haber sido considerado al principio por los hebreos como un creador divino, al menos no según la imagen que obtenemos del último siglo de estudios bíblicos. Los estudiosos creen que el primer relato bíblico de la creación no se redactó hasta el siglo VIII a.C. (a partir de Génesis 2:4), y que sólo un par de siglos más tarde un autor sacerdotal anónimo redactó la versión completa que tenemos a partir de Génesis 1.

Politeísmo

Las tradiciones del judaísmo, el cristianismo y el islamismo nacieron en Oriente Medio y están inextricablemente unidas entre sí. El cristianismo nació en el seno de la tradición judía, y el islam se desarrolló tanto del cristianismo como del judaísmo.

Tradicionalmente se considera que Abraham fue el primer judío y que hizo un pacto con Dios. Como el judaísmo, el cristianismo y el islamismo reconocen a Abraham como su primer profeta, también se les llama religiones abrahámicas.

  ¿Cuál es la religión de los esquimales?

Cuando los judíos de todo el mundo llegaron a establecerse en el Israel moderno, se encontraron con que se habían desarrollado varias subculturas en diferentes zonas con historias, lenguas, prácticas religiosas, costumbres y gastronomía distintas.

Los judíos de Alemania y Europa del Este eran conocidos como asquenazíes (de “asquenazí”, la palabra hebrea para Alemania). El yiddish, una fusión de alemán y hebreo, era la lengua hablada de los asquenazíes. En Europa, los judíos solían estar segregados -voluntariamente o no- de la población cristiana. Desde finales del siglo XIX y hasta la primera mitad del siglo XX, muchos judíos asquenazíes llegaron a Palestina para escapar de la persecución y la discriminación que sufrían a causa de su religión.

Zoroastrismo

Figura 15.1. El Ganesh con cabeza de elefante, eliminador de obstáculos, encuentra un hogar en Vancouver. La sociedad moderna tardía se caracteriza por las extrañas e inesperadas mezclas de lo sagrado y lo profano. (Foto cortesía de Rob Brownie)

Se suele decir que sólo hay dos garantías en la vida: la muerte y los impuestos, pero ¿qué puede ser más agotador que la perspectiva de la propia muerte? Dejar de existir es un pensamiento abrumadoramente aterrador que ha atormentado a las personas durante siglos. Este antiguo factor de estrés ha sido abordado a lo largo del tiempo por diferentes explicaciones y afirmaciones religiosas. Podría decirse que esta capacidad de dar respuesta a cuestiones fundamentales es lo que define a la religión. Por ejemplo, según la creencia hindú, el alma sigue viva después de la muerte biológica y renace en un nuevo cuerpo. Según la creencia cristiana, uno puede esperar vivir en un paraíso celestial una vez que se agote su tiempo en la tierra. Estos son sólo dos ejemplos, pero la prolongación del ser más allá de su fecha de caducidad física es un hilo conductor en los textos religiosos.

  ¿Qué tradiciones y costumbres se realizan en la Semana Santa?