¿Qué tiene que ver los huevos de Pascua con la Semana Santa?

¿Qué tiene que ver los huevos de Pascua con la Semana Santa?

Película de huevos de Pascua

Los huevos de Pascua, también llamados huevos pascuales,[1] son huevos que se decoran con motivo de la fiesta cristiana de la Pascua, que celebra la resurrección de Jesús. Como tales, los huevos de Pascua son comunes durante el tiempo de Pascua (temporada de Pascua). La tradición más antigua, que sigue utilizándose en Europa Central y Oriental, consiste en utilizar huevos de gallina teñidos y pintados.

Aunque los huevos, en general, eran un símbolo tradicional de fertilidad y renacimiento,[2] en el cristianismo, para la celebración de la Eastertide, los huevos de Pascua simbolizan la tumba vacía de Jesús, de la que resucitó[3][4][5] Además, una antigua tradición era la de teñir los huevos de Pascua con el color rojo “en recuerdo de la sangre de Cristo, derramada como en aquel momento de su crucifixión”[3][6].

Esta costumbre del huevo de Pascua, según muchas fuentes, se remonta a los primeros cristianos de Mesopotamia, y desde allí se extendió a Europa oriental y Siberia a través de las Iglesias ortodoxas, y más tarde a Europa a través de las Iglesias católica y protestante[6][7][8][9] Los estudiosos medievales suelen concluir que la costumbre de los huevos de Pascua tiene sus raíces en la prohibición de los huevos durante la Cuaresma, tras lo cual, en Pascua, se han bendecido para la ocasión[10][11].

Historia de los huevos de Pascua

Para su seguridad, hemos enviado un correo electrónico de confirmación a la dirección que ha introducido. Haz clic en el enlace para confirmar tu suscripción y empezar a recibir nuestros boletines. Si no recibes la confirmación en 10 minutos, comprueba tu carpeta de spam.

  ¿Cuál es la religión de los masai?

¿Pero qué hay de la tradición de teñir huevos de Pascua para que el Conejo de Pascua los esconda para los niños? Uno de los primeros testimonios de huevos teñidos en la historia británica se remonta a 1290, cuando la casa de Eduardo I compró 450 huevos para colorearlos o cubrirlos de pan de oro y distribuirlos entre “el séquito real” para la Pascua, según Stations of the Sun: A History of the Ritual Year in Britain, de Ronald Hutton, profesor de historia de la Universidad de Bristol. El libro también menciona que, dos siglos después, el Vaticano envió a Enrique VIII un huevo encerrado en un estuche de plata como “regalo de temporada”. Tales objetos también se conocían como “eggsilver”. (En la actualidad, los huevos de Pascua ultra decorados más famosos son los huevos Fabergé, que se presentaron por primera vez a la corte real rusa a finales del siglo XIX).

Tradiciones de Pascua

La Pascua es una fiesta cristiana. Para los cristianos, la costumbre de regalar huevos en Pascua celebra la nueva vida. Los cristianos recuerdan que Jesús, tras morir en la cruz, resucitó. Creen que, con su resurrección, Jesús venció a la muerte y al pecado y ofrece a las personas la promesa de la vida eterna si siguen sus enseñanzas.

Una leyenda anglosajona cuenta que la diosa sajona Eostre encontró un pájaro herido y lo transformó en una liebre, para que pudiera sobrevivir al invierno. La liebre descubrió que podía poner huevos, por lo que los decoraba cada primavera y los dejaba como ofrenda a la diosa.

Decorar y colorear los huevos para la Pascua era una costumbre común en Inglaterra en la Edad Media. Los huevos se coloreaban con colores vivos para imitar los nuevos y frescos colores de la primavera. La práctica de decorar los huevos se hizo aún más famosa con el rey Eduardo I de Inglaterra, que ordenó que se dorasen y colorasen 450 huevos para regalar en Pascua en 1290.

  ¿Cómo viste la mujer musulmana?

“En Cumbria es tradicional el ‘jarping’, aunque nosotros lo llamamos ‘egg dumping’.  Hay reglas estrictas en torno a las competiciones, que tienen lugar en casas y pubs.  Algunos de los mayores vertidos de huevos pueden durar todo el día o la noche, y puede cambiar bastante dinero.

Símbolos de Semana Santa

Cuenta la leyenda que todos los años, en Semana Santa, una criatura de largas orejas y cola de algodón salta de casa en casa para repartir cestas festivas llenas de golosinas, juguetes y deliciosos dulces a los niños, e incluso deja huevos de colores escondidos para que los encuentren. Entre otras tradiciones populares de Pascua, como los bollos calientes y las emocionantes cazas de huevos, el Conejo de Pascua ha sido durante mucho tiempo un símbolo muy conocido y popular asociado a esta fiesta religiosa, pero ¿se ha preguntado alguna vez de dónde surgió la idea del Conejo de Pascua y cómo se convirtió esta simpática y esponjosa criatura del bosque en un símbolo tan frecuente de la Pascua?

Hay mucha historia detrás de la idea de un conejo que lleva huevos el Domingo de Pascua (y no es sólo porque sea bonito). El conejo de Pascua tiene una larga y profunda historia en la fiesta cristiana que se remonta incluso a las tradiciones paganas. A continuación te contamos todo lo que te has preguntado sobre los fascinantes orígenes del Conejo de Pascua para que puedas compartir la historia antes de dar la bienvenida a la fiesta con conejos de chocolate y un montón de golosinas con forma de conejo, incluyendo el origen del personaje, cómo se asoció un conejo con los huevos de Pascua y cómo llegó a ser un símbolo tan querido de la fiesta a lo largo de los años.

  ¿Qué aporto Islam en la Edad Media?