¿Cuál fue la primera iglesia que Dios creó?

¿Cuál fue la primera iglesia que Dios creó?

¿Quién fundó la primera iglesia en la Biblia?

Este artículo necesita citas adicionales para su verificación. Por favor, ayude a mejorar este artículo añadiendo citas de fuentes fiables. El material sin fuente puede ser cuestionado y eliminado.Buscar fuentes:  “Iglesia de Antioquía” – noticias – periódicos – libros – erudito – JSTOR (julio de 2007) (Aprende cómo y cuándo eliminar este mensaje de la plantilla)

Este artículo puede contener demasiadas repeticiones o lenguaje redundante. Por favor, ayude a mejorarlo fusionando textos similares o eliminando frases repetidas. (Octubre de 2019) (Aprende cómo y cuándo eliminar este mensaje de la plantilla)

La Iglesia se formó y fundó en Pentecostés en Jerusalén. Los seguidores de Jesús como el Mesías (Ha Maschiach), remontan el origen de darse a conocer al mundo como ‘cristianos’ a la comunidad fundada en Antioquía: “Entonces partió Bernabé a Tarso, para buscar a Saulo; y cuando lo encontró, lo trajo a Antioquía”. Durante todo un año se reunieron con la iglesia y enseñaron a un gran número de personas. Los discípulos, cuyos orígenes se remontan a la dispersión resultante de la persecución en Jerusalén, fueron “llamados por primera vez cristianos en Antioquía”. Conocidos por una variedad de nombres, incluyendo “Seguidores del Camino”. Reconocidos posteriormente por los Apóstoles en Jerusalén, uno de sus principales miembros fue Bernabé, que fue enviado a organizar la nueva iglesia (véase Hechos 11:19-26) (véase Centros primitivos del cristianismo). Más tarde se convirtió en el Patriarcado de Antioquía como uno de los cinco patriarcados principales -es decir, la pentarquía-. La pentarquía es un modelo de organización eclesiástica históricamente defendido en la Iglesia ortodoxa oriental. Encontró su máxima expresión en las leyes del emperador Justiniano I del Imperio Bizantino.

Cuál fue la primera iglesia en América

Este artículo trata del concepto eclesiológico. Para los edificios utilizados en el culto cristiano, véase Iglesia (edificio). Para la reunión religiosa, véase Iglesia (congregación). Para las organizaciones y corrientes cristianas individuales, véase Denominación cristiana. Para otros usos, véase Iglesia cristiana (desambiguación).

Iglesia cristiana es un término eclesiológico que se refiere a lo que las diferentes denominaciones cristianas conciben como el verdadero cuerpo de los cristianos o la institución original establecida por Jesús[1][2][3] “Iglesia cristiana” también se ha utilizado en el mundo académico como sinónimo de cristianismo[4][5][6].

Para muchos cristianos protestantes, la Iglesia cristiana tiene dos componentes: la iglesia visible, instituciones en las que “la Palabra de Dios puramente predicada y escuchada, y los sacramentos administrados según la institución de Cristo”, así como la iglesia invisible: todos “los que son verdaderamente salvos” (siendo estos seres miembros de la iglesia visible)[7][2][8] En esta comprensión de la iglesia invisible, la “Iglesia cristiana” (o Iglesia católica) no se refiere a una denominación cristiana particular, sino que incluye a todos los individuos que han sido regenerados. [La teoría de las ramas, mantenida por algunos anglicanos, sostiene que las Iglesias que han conservado la sucesión apostólica forman parte de la verdadera Iglesia[9], lo que contrasta con la Iglesia única y verdadera aplicada a una institución cristiana concreta, posición eclesiológica cristiana mantenida por la Iglesia católica, la Iglesia ortodoxa oriental, la Iglesia asiria de Oriente y la Iglesia antigua de Oriente[1][10].

La primera iglesia verdad de dios

Jesucristo es el Hijo de Dios (Mateo 3:17). Es totalmente Dios y totalmente hombre (1 Timoteo 2:5; Colosenses 2:9). Nació por concepción inmaculada de una joven virgen llamada María (Isaías 7:14; Mateo 1:23). Fue enviado desde el cielo como demostración de una vida santa y justa y como sacrificio por los pecados del mundo mediante la crucifixión. Él tomó el castigo que todos merecemos y nos ofrece la vida eterna a través de Él y sólo Él. Jesucristo, no sólo murió en una cruz, sino que tuvo una resurrección corporal mostrando la validez del poder de Dios al derrotar a la propia muerte (1 Corintios 15:3-8, RVR). Al pedir perdón y aceptar a Jesucristo como nuestro Señor y Salvador, quedamos limpios de nuestros pecados y ganamos la vida eterna con nuestro Padre celestial (Juan 3:16). Su vida de amor y sacrificio es la que estamos llamados a reflejar e imitar. Jesús murió por nuestros pecados, pero también para que nosotros demos nuestra vida por otro (Juan 15:13). Dios desea que seamos imitadores de Cristo y que llevemos a los que nos rodean a una relación más profunda con Él.

Qué pasó con la iglesia de Dios

Muchos grupos religiosos han afirmado ser la iglesia original o la primera iglesia, pero ¿cuál fue la verdadera primera iglesia? El día de Pentecostés en Hechos 2 marca el nacimiento de la iglesia. Ese día, los 120 seguidores de Jesús en el aposento alto de Jerusalén recibieron el poder del Espíritu Santo. Pedro predicó a las multitudes de Jerusalén y ese día se añadieron 3.000 personas (Hechos 2:41).

Esta primera iglesia o iglesia original se describe en Hechos 2:42-47. Dice: “Y se dedicaban a la enseñanza de los apóstoles y a la comunión, al partimiento del pan y a las oraciones. Y el temor se apoderó de todas las personas, y se hacían muchos prodigios y señales por medio de los apóstoles. Y todos los que creían estaban juntos y tenían todo en común. Y vendían sus posesiones y pertenencias y distribuían el producto a todos, según la necesidad de cada uno. Y día a día, asistiendo juntos al templo y partiendo el pan en sus casas, recibían el alimento con corazones alegres y generosos, alabando a Dios y teniendo el favor de todo el pueblo. Y el Señor añadía cada día a su número los que se salvaban”. El aprendizaje, la comunidad, el servicio, la adoración y el alcance se llevaron a cabo, lo que resultó en el crecimiento diario de la iglesia.