Los romanos y sus tradiciones

Los romanos y sus tradiciones

Los romanos y sus tradiciones

retratos de momias de fayum

La antigua Roma tuvo una gran influencia en el mundo moderno. Aunque han pasado miles de años desde el florecimiento del Imperio Romano, todavía podemos ver pruebas de ello en nuestro arte, arquitectura, tecnología, literatura, lengua y derecho. Desde los puentes y los estadios hasta los libros y las palabras que escuchamos cada día, los antiguos romanos han dejado su huella en nuestro mundo.

Aunque los romanos estaban muy influenciados por la antigua Grecia, fueron capaces de mejorar ciertos diseños e inventos griegos prestados. Por ejemplo, continuaron con el uso de columnas, pero la forma se volvió más decorativa y menos estructural en los edificios romanos. Los antiguos romanos crearon tejados curvos y arcos de gran tamaño, que podían soportar más peso que la construcción de postes y vigas que utilizaban los griegos. Estos arcos sirvieron de base para los enormes puentes y acueductos que crearon los romanos. Los antiguos, amantes del juego, también construyeron grandes anfiteatros, como el Coliseo. Los estadios deportivos que vemos hoy en día, con sus formas ovaladas y asientos escalonados, derivan de la idea básica que desarrollaron los romanos.

fuente de trevi

El Imperio Romano era una civilización principalmente politeísta, lo que significa que la gente reconocía y adoraba a múltiples dioses y diosas. A pesar de la presencia de religiones monoteístas en el imperio, como el judaísmo y el cristianismo primitivo, los romanos honraban a múltiples deidades. Creían que estas deidades desempeñaban un papel en la fundación de la civilización romana y que ayudaban a dar forma a los acontecimientos de la vida cotidiana de la gente. Los romanos rendían pleitesía a los dioses tanto en los espacios públicos como en los hogares. Mientras que el Estado romano reconocía a los principales dioses y diosas decorando los edificios públicos y las fuentes con sus imágenes, las familias que rendían culto en sus hogares también hacían especial hincapié en las deidades de su elección.

Los dioses y diosas de la cultura griega influyeron significativamente en el desarrollo de las deidades y la mitología romanas. Debido a la posición geográfica de Roma, sus ciudadanos experimentaron un contacto frecuente con los pueblos griegos, que habían expandido sus territorios hacia la península italiana y Sicilia. A medida que la República Romana iba adquiriendo importancia, adquirió estos territorios griegos, poniéndolos bajo la administración del Estado romano. Los romanos adoptaron muchos aspectos de la cultura griega, adaptándolos ligeramente a sus necesidades. Por ejemplo, muchos de los dioses y diosas de la cultura griega y romana comparten características similares. Sin embargo, estas deidades fueron rebautizadas y rebautizadas para el contexto romano, con nombres diferentes a los de sus homólogos griegos.

antiguas tradiciones y celebraciones romanas

Los primeros romanos adoptaron la cultura de sus vecinos, los griegos y los etruscos en particular, pero imprimieron su sello único a sus préstamos. El Imperio Romano difundió esta cultura a lo largo y ancho, afectando a diversas zonas del mundo moderno. Por ejemplo, todavía tenemos coliseos y sátiras para el entretenimiento, acueductos para suministrar agua y alcantarillas para drenarla. Los puentes construidos por los romanos aún atraviesan los ríos, mientras que las ciudades lejanas se encuentran a lo largo de los restos de las verdaderas calzadas romanas. Yendo más lejos y más alto, los nombres de los dioses romanos salpican nuestras constelaciones. Algunas partes de la cultura romana ya no existen, pero siguen siendo intrigantes. La principal es la de los gladiadores y los juegos de muerte en la arena.

El Coliseo de Roma es un anfiteatro encargado por el emperador romano Flavio entre los años 70 y 72 de nuestra era. Se desarrolló como una mejora del Circo Máximo para los combates de gladiadores, las peleas de fieras (venationes) y los simulacros de batallas navales (naumachiae).

En la antigua Roma, los gladiadores luchaban, a menudo hasta la muerte, para entretener a multitudes de espectadores. Los gladiadores se entrenaban en ludi ([sg. ludus]) para luchar bien en los circos (o en el Coliseo), donde la superficie del suelo estaba cubierta de harena, o arena, que absorbía la sangre (de ahí el nombre de “arena”).

gaius marius

Este artículo necesita citas adicionales para su verificación. Por favor, ayude a mejorar este artículo añadiendo citas de fuentes fiables. El material sin fuente puede ser cuestionado y eliminado.Buscar fuentes:  “Cultura de la antigua Roma” – noticias – periódicos – libros – erudito – JSTOR (enero de 2010) (Aprende cómo y cuándo eliminar este mensaje de la plantilla)

La cultura de la antigua Roma existió a lo largo de los casi 1200 años de historia de la civilización de la Antigua Roma. El término se refiere a la cultura de la República Romana, más tarde Imperio Romano, que en su apogeo cubría un área desde la actual Escocia Baja y Marruecos hasta el Éufrates.

La vida en la antigua Roma giraba en torno a la ciudad de Roma, sus famosas siete colinas y su arquitectura monumental, como el Coliseo, el Foro de Trajano y el Panteón. La ciudad también contaba con varios teatros y gimnasias, además de numerosas tabernas, baños y burdeles. En todo el territorio bajo el control de la antigua Roma, la arquitectura residencial abarcaba desde casas muy modestas hasta villas campestres, y en la capital, Roma, había residencias imperiales en la elegante colina del Palatino, de la que deriva la palabra palacio. La gran mayoría de la población vivía en el centro de la ciudad, hacinada en insulae (bloques de apartamentos).

  Tradiciones navideñas en polonia