¿Qué se debe hacer en Jueves Santo?

Jueves Santo deutsch

El Jueves Santo o Jueves de Dolores (también conocido como Jueves Santo y Grande, Jueves de Alianza, Jueves de Misterios y Jueves de Misterios, entre otros nombres) es el día de la Semana Santa en el que se conmemora el Lavatorio de los Pies y la Última Cena de Jesucristo con los Apóstoles, tal y como se describe en los evangelios canónicos[1].

Es el quinto día de la Semana Santa, precedido por el Miércoles Santo y seguido por el Viernes Santo[2]. “Maundy” viene de la palabra latina mandatum, o mandamiento, que refleja las palabras de Jesús “Os doy un mandamiento nuevo”[3].

El día se celebra siempre entre el 19 de marzo y el 22 de abril, ambos inclusive, y varía según se utilice el calendario gregoriano o el juliano. Las iglesias orientales suelen utilizar el sistema juliano.

El Jueves Santo inicia el Triduo Pascual, el periodo que conmemora la pasión, muerte y resurrección de Jesús; este periodo incluye el Viernes Santo y el Sábado Santo, y termina en la tarde del Domingo de Resurrección[1][4] La misa de la Cena del Señor o servicio de adoración se celebra normalmente por la tarde, cuando comienza el viernes según la tradición judía, ya que la Última Cena se celebró en la fiesta de la Pascua, según los tres Evangelios Sinópticos[5].

Jueves Santo 2022

El Jueves Santo o Jueves de Dolores (también conocido como Jueves Santo y Grande, Jueves de Alianza, Jueves de Misterios y Jueves de Misterios, entre otros nombres) es el día de la Semana Santa en el que se conmemora el Lavatorio de los Pies y la Última Cena de Jesucristo con los Apóstoles, tal y como se describe en los evangelios canónicos[1].

  ¿Cuáles son los consejos de la urbanidad y buenas costumbres?

Es el quinto día de la Semana Santa, precedido por el Miércoles Santo y seguido por el Viernes Santo[2]. “Maundy” viene de la palabra latina mandatum, o mandamiento, que refleja las palabras de Jesús “Os doy un mandamiento nuevo”[3].

El día se celebra siempre entre el 19 de marzo y el 22 de abril, ambos inclusive, y varía según se utilice el calendario gregoriano o el juliano. Las iglesias orientales suelen utilizar el sistema juliano.

El Jueves Santo inicia el Triduo Pascual, el periodo que conmemora la pasión, muerte y resurrección de Jesús; este periodo incluye el Viernes Santo y el Sábado Santo, y termina en la tarde del Domingo de Resurrección[1][4] La misa de la Cena del Señor o servicio de adoración se celebra normalmente por la tarde, cuando comienza el viernes según la tradición judía, ya que la Última Cena se celebró en la fiesta de la Pascua, según los tres Evangelios Sinópticos[5].

Cómo celebrar el Jueves Santo en casa

El Jueves Santo conmemora la “Última Cena” en la que Jesús celebró la Pascua con sus doce discípulos e instituyó la Eucaristía que conmemoraría su cuerpo partido y su sangre derramada. Las iglesias observan el Jueves Santo con la celebración de la Eucaristía. En algunas tradiciones, los sacerdotes, ministros o diáconos lavan los pies de los miembros de la comunidad para recordar la historia de Jesús lavando los pies de sus discípulos (Juan 13). Este es un signo visible del mandato de amarse unos a otros y de servir a los demás con humildad desinteresada. Después de los servicios del Jueves Santo, los altares de la iglesia se despojan de los paños, los candelabros y los textos. Las cruces u otros símbolos religiosos se retiran o se velan en rojo, negro o violeta.

  ¿Qué es el ritual del rodete?

Alimentos del Jueves Santo

Casi todo el mundo conoce la fiesta cristiana de la Pascua. Es la época de los huevos pintados, las cestas de regalo de colores y la búsqueda del Conejo de Pascua. Mucha gente también sabe que la semana que precede a la Pascua es un periodo religioso conocido como Semana Santa.

Pero un porcentaje menor de personas sabe que el quinto día de la Semana Santa es su propia fiesta cristiana, llamada Jueves Santo. El Jueves Santo cae todos los años en la víspera de la Semana Santa. Y hay mucho que aprender sobre esta fiesta cristiana única.

El Jueves Santo marca el día, según la teología cristiana, en que Cristo celebró su última cena de Pascua antes de morir. Se cree que, en esta Última Cena, Jesús estableció un mandamiento crucial para sus Apóstoles:

El Jueves Santo reconoce la Última Cena que Jesús comió con los Apóstoles. Es el día anterior al Viernes Santo, que conmemora la fecha en que se cree que murió Jesús. También es unos días antes del Domingo de Resurrección, que marca el día en que se cree que Jesús resucitó de entre los muertos.