Costumbres afrocolombianas

Costumbres afrocolombianas

Costumbres afrocolombianas

Música afrocolombiana

Los afrocolombianos, afrocolombianos o afrocolombianos son colombianos de ascendencia subsahariana total o fraccionada[2]. La validez de los censos recientes del DANE ha sido cuestionada y denunciada por varios grupos afrocolombianos[3][4][5][6][7].

Los africanos fueron llevados a Colombia como esclavos a principios del siglo XVI desde lugares como[8] los actuales Congo, Angola, Gambia, Nigeria, Camerún, Liberia, Ghana, Costa de Marfil, Guinea, Sierra Leona, Senegal y Malí[9] para reemplazar a la población indígena que disminuía rápidamente.

Los africanos desempeñaron un papel fundamental en la lucha por la independencia de España. Los historiadores señalan que tres de cada cinco soldados del ejército de Simón Bolívar eran africanos[11]. Los afrocolombianos pudieron participar en todos los niveles de la vida militar y política.

En 1851, tras la abolición de la esclavitud, la vida de los afrocolombianos era muy difícil. Los afrocolombianos se vieron obligados a vivir en las selvas para protegerse. Allí aprendieron a tener una relación armoniosa con el entorno selvático y a compartir el territorio con los indígenas colombianos.

Comida afrocolombiana

La raza y la etnia en Colombia descienden principalmente de tres grupos raciales -europeos, amerindios y africanos- que se han mezclado a lo largo de los últimos 500 años de la historia del país. Algunos demógrafos describen a Colombia como uno de los países con mayor diversidad étnica del hemisferio occidental y del mundo, con 85 grupos étnicos diferentes. La mayoría de los colombianos se identifican a sí mismos y a los demás según su ascendencia, apariencia física y estatus sociocultural. Las relaciones sociales reflejan la importancia concedida a ciertas características asociadas a un determinado grupo racial. Aunque estas características ya no diferencian con exactitud las categorías sociales, siguen contribuyendo al rango de la persona en la jerarquía social. Una investigación genética de la Public Library of Science (PLOS) determinó que el colombiano promedio (de todas las razas) tiene una mezcla de europeo 62,5%, amerindio 27,4% , africano 9,2% y asiático 0,9%[2] Estas proporciones también varían ampliamente entre las etnias.

  Tradiciones buenas y malas

Colombia reconoce oficialmente tres grupos étnicos minoritarios: la población afrocolombiana, la indígena y la romaní. La población afrocolombiana está formada principalmente por negros, mulatos, raizales, palenqueros y zambos (término utilizado desde la época colonial para designar a los individuos de ascendencia mixta amerindia y negra). Una resolución del Ministerio del Interior y de Justicia de 1999 reconoció a la población gitana como grupo étnico colombiano, aunque los gitanos no fueron reconocidos en la Constitución de 1991 (a diferencia de las poblaciones afrocolombianas e indígenas). Las estimaciones varían ampliamente, pero el censo de 2018 encontró que las poblaciones de las minorías étnicas habían aumentado significativamente desde el censo de 1993, posiblemente debido a la metodología utilizada. En concreto, informó de que la población afrocolombiana representaba el 6,68 por ciento de la población nacional; la amerindia, el 4,31 por ciento; y las demás, como la romaní o la asiática, el 0,06 por ciento[3].

Afrocolombianos famosos

Situada en la costa norte de Colombia, con vistas al mar Caribe, la ciudad de Cartagena es conocida por sus coloridos edificios, sus históricos monasterios, su activa vida nocturna y sus playas vírgenes, que recuerdan al Viejo San Juan, la Vieja Habana y Miami.

Cartagena fue la primera colonia española en el continente sudamericano y el primer santuario para los esclavos africanos liberados en América. Los testimonios de la historia afrocolombiana pueden descubrirse en una visita guiada a pie por la ciudad amurallada con Nicomedes Vergara Meléndez (alias Nico), de Sion Tours. Meléndez creció no muy lejos de aquí. Como la mayoría de los colombianos, conoce a todo el mundo en la ciudad o llega a conocerlo con su actitud amistosa.

  Costumbres nomadas

Meléndez y yo caminamos por la ciudad amurallada en una tarde cálida. La zona está dividida en tres barrios: San Pedro, con sus palacios de estilo andaluz; San Diego, donde vivían los comerciantes y la clase media; y Getsemaní, también conocido como el barrio popular. En cada esquina hay algo interesante que ver: la casa del aclamado autor Gabriel García Márques, un teatro de ópera rosa, una estrecha calle cubierta de paraguas y mucho más. Antiguos monasterios reformados y convertidos en hoteles boutique, restaurantes internacionales, joyerías de diseño y arte callejero que invita a la reflexión, hacen de Cartagena un paraíso para los fotógrafos.

Espiritualidad afrocolombiana

Los afrocolombianos, afrocolombianos o afrocolombianos son colombianos de ascendencia subsahariana total o fraccionada[2]. La validez de los censos recientes del DANE ha sido cuestionada y denunciada por varios grupos afrocolombianos[3][4][5][6][7].

Los africanos fueron llevados a Colombia como esclavos a principios del siglo XVI desde lugares como[8] los actuales Congo, Angola, Gambia, Nigeria, Camerún, Liberia, Ghana, Costa de Marfil, Guinea, Sierra Leona, Senegal y Malí[9] para reemplazar a la población indígena que disminuía rápidamente.

Los africanos desempeñaron un papel fundamental en la lucha por la independencia de España. Los historiadores señalan que tres de cada cinco soldados del ejército de Simón Bolívar eran africanos[11]. Los afrocolombianos pudieron participar en todos los niveles de la vida militar y política.

En 1851, tras la abolición de la esclavitud, la vida de los afrocolombianos era muy difícil. Los afrocolombianos se vieron obligados a vivir en las selvas para protegerse. Allí aprendieron a tener una relación armoniosa con el entorno selvático y a compartir el territorio con los indígenas colombianos.

  ¿Qué influencia tiene la cultura europea para Latinoamérica?