Costumbres de los huaoranis

Costumbres de los huaoranis

Costumbres de los huaoranis

el cristianismo huaorani

La cultura y la sociedad huaorani están marcadas por su voluntad de autoaislamiento. Se sabe muy poco de su pasado, salvo que durante siglos han constituido enclaves nómadas y autárquicos que rechazan ferozmente el contacto, el comercio y el intercambio con sus poderosos vecinos, ya sean indígenas o colonos blancos-mestizos. Desde su trágico encuentro con los misioneros norteamericanos en 1956, los huaorani ocupan un lugar especial en el imaginario periodístico y popular como “los últimos salvajes de Ecuador”. A pesar de los esfuerzos “civilizadores” de los misioneros, han conservado en gran medida su peculiar forma de entender el mundo. Las relaciones con los forasteros, vistos como enemigos asesinos, están cargadas de hostilidad y miedo; parece haber poco espacio para la comunicación y el intercambio, salvo la evitación total o la amenaza de “matar con la lanza”.

Los huaoranis no contactados, conocidos como los tagaeri y los taromenani, comprenden entre treinta y ochenta personas. Los tagaeri vivían en la región de Tiputini, que se convirtió en el corazón de los campos petrolíferos del sur a principios de la década de 1980. Los tagaeri decidieron separarse definitivamente de la población principal huaorani cuando la misión del ILV provocó un importante desplazamiento de población al animar activamente a los grupos orientales a venir a vivir bajo la autoridad del ILV dentro del Protectorado. Los familiares de los tagaeri que ahora viven en el Protectorado dicen que la decisión de estos últimos se debió en parte a las disputas intratribales (no querían vivir en el territorio de sus enemigos), y en parte a su rechazo directo a integrarse; no querían recibir “los beneficios” de la civilización. En otras palabras, fue su decisión política vivir aislados.

la violencia de los waoranis

¿Lengua? Hablan su propia lengua, un idioma llamado Wao Terero (o Wao Tededo). Se cree que es exclusiva de ellos, no relacionada con ninguna otra lengua de la Tierra. Sin embargo, la mitad de la población huaorani habla ahora el español porque es la lengua que se enseña a los niños en la escuela.

Vivienda: Son seminómadas y tienen pequeños asentamientos que ocupan hasta 10 años y luego se van. La “onka”, la casa tradicional huaorani, está hecha de palma y troncos de árboles medianos, y es bastante espaciosa. Entre 10 y 15 miembros de una misma familia viven en la misma onka.

Visión del mundo: Los huaoranis no hacen distinción entre el mundo físico y el espiritual, creen que los espíritus están en todas partes. Ome es la palabra que utilizan para describir el bosque, y también el mundo. Para ellos el bosque es el hogar, y cualquier lugar fuera del bosque es inseguro, es un espacio de esclavitud y colonias.

Dato curioso: algunos animales son sagrados para los huaoranis. Las anacondas y los jaguares tienen un significado espiritual especial, y por eso nunca se cazan. Las anacondas representan la fuerza más imponente y maligna en su mundo espiritual, mientras que los jaguares son el animal con el que se identifican los chamanes.

la cultura huaorani

Este artículo necesita citas adicionales para su verificación. Por favor, ayude a mejorar este artículo añadiendo citas de fuentes fiables. El material sin fuente puede ser cuestionado y eliminado.Buscar fuentes:  “Pueblo huaorani” – noticias – periódicos – libros – erudito – JSTOR (agosto de 2017) (Aprende cómo y cuándo eliminar este mensaje de la plantilla)

Los Huaorani, Waorani o Waodani, también conocidos como los Waos, son un pueblo indígena de la Región Amazónica del Ecuador (provincias de Napo, Orellana y Pastaza) que tiene marcadas diferencias con otros grupos étnicos del Ecuador. El nombre alternativo Auca es un exónimo peyorativo utilizado por los nativos quechuas vecinos, y comúnmente adoptado también por los hispanohablantes. Auca (awqa en quechua) significa “salvaje”.

Esta sección no cita ninguna fuente. Por favor, ayude a mejorar esta sección añadiendo citas de fuentes fiables. El material sin fuente puede ser cuestionado y eliminado. (Agosto de 2017) (Aprende cómo y cuándo eliminar este mensaje de la plantilla)

La palabra Waodani (plural de Wao “persona”) significa “humanos” u “hombres” en Wao Tiriro. Antes de mediados del siglo XX, incluía sólo a los parientes asociados con el hablante. A los demás miembros del grupo étnico se les llamaba Waodoni, mientras que los de fuera eran y son conocidos por el término despectivo Cowodi. Esta estructura duplica las convenciones de nomenclatura de grupo interno/grupo externo utilizadas por muchos pueblos. Refleja un periodo de conflicto traumático con los forasteros durante el auge del caucho y la exploración petrolífera del siglo XIX y principios del XX[cita requerida].

los pies de los huaoranis

La historiaLos huaorani, que en la actualidad son unos 2.000, mantuvieron en su día uno de los territorios más extensos de todos los indígenas amazónicos de Ecuador, dentro de las actuales provincias de Orellana, Napo y Pastaza. Tradicionalmente vivían como cazadores-recolectores nómadas en pequeños asentamientos de clanes. Los grupos misioneros reubicaron a muchas familias waorani en comunidades más grandes con el propósito de convertirlas al cristianismo.

Los Waorani son el pueblo indígena ecuatoriano con el que se ha entrado en contacto más recientemente, ya que un grupo de misioneros estadounidenses llegó a ellos por primera vez en 1958. Desde el primer contacto, los waorani han experimentado una rápida y difícil inserción en la sociedad moderna. Sus territorios se han reducido considerablemente y las tierras que les quedan se han visto afectadas por la tala de árboles, la extracción de petróleo y el asentamiento de colonos, entre otros problemas. Varios grupos waorani han rechazado hasta ahora el contacto y siguen adentrándose en la selva.

La actividad petrolera y la construcción de carreteras petroleras han perjudicado gravemente a las tierras waorani. A pesar de que varias comunidades waorani se encuentran dentro del Parque Nacional Yasuní, el hecho de vivir río abajo de las operaciones petroleras ha seguido afectando drásticamente a estas comunidades y a su suministro de agua. Y el gobierno ecuatoriano ha comenzado a realizar perforaciones petrolíferas en Yasuní, amenazando incluso a los waorani que viven bajo la supuesta protección que ofrece el Parque Nacional.

  Tradiciones de pascua en valencia