¿Qué tipo de cultura tiene Cuba?

Esclavitud en Cuba

La cultura única y vibrante de Cuba está fuertemente influenciada por las culturas latinoamericana, europea, africana e indígena americana. La cultura del país también se ha visto influenciada por su historia, desde sus días como colonia española hasta la revolución cubana liderada por Fidel Castro en la década de 1950, que abrió el país a la influencia de la Unión Soviética. A continuación se presenta un breve resumen de las numerosas costumbres, tradiciones y prácticas culturales que conforman el modo de vida cubano.

La Revolución Cubana supuso un poderoso cambio en la sociedad cubana. La educación y la independencia financiera de las mujeres en Cuba fueron promovidas por la Revolución, lo que ayudó a las mujeres a alcanzar carreras prósperas en la agricultura, la industria y las ocupaciones relacionadas con los servicios. En 1990, la proporción de hombres y mujeres en los servicios sanitarios del país era casi igual. Se construyeron guarderías estatales para que las mujeres trabajadoras pudieran criar a sus hijos. El gobierno cubano aprobó varias leyes, como la ley de maternidad de 1974 y el “Código de la Familia” de 1975, para que las mujeres pudieran alcanzar la igualdad con los hombres en todos los aspectos. Aunque tradicionalmente los hombres en Cuba esperan que las mujeres realicen todas las tareas del hogar y críen a los niños a pesar de su condición de trabajadoras, el Poder Popular se esforzó por garantizar que las mujeres no fueran oprimidas en el hogar por sus maridos y sus familias.

Nacionalidad cubana

La cultura cubana es diversa, compleja y realmente fascinante. A lo largo de su historia, muchas y variadas influencias de Europa, Norteamérica y África han contribuido a conformar una identidad cubana increíblemente única. Cuba no sólo es un país hermoso, sino que también tiene una población muy amable y hospitalaria a pesar de las dificultades económicas de los últimos años.

  ¿Cuál es la comida tradicional de Cuba?

La revolución cubana fue uno de los cambios más fundamentales de la historia de Cuba. La agitación política y social que se produjo ha tenido, sin duda, un enorme impacto en el desarrollo de la cultura cubana moderna.

La cultura de Cuba es celebrada en todo el mundo, especialmente su música. La música es una parte importante de la sociedad cubana, y los estilos musicales tradicionales siguen siendo populares e influyentes hasta el día de hoy. Cuba es un país vibrante, lleno de música, poesía, bailes, cantos y charlas. La gente sigue teniendo tiempo para los demás y para sus invitados. La cultura cubana ha sabido conservar el pasado sin dejar de avanzar. Cuando se visita Cuba, es como retroceder en el tiempo hasta los años 50: viejos coches de época, un ambiente relajado y sin prisas.

Sobre cuba

La música de Cuba, incluidos los instrumentos y los bailes, es en su mayoría de origen europeo y africano. La mayoría de las formas actuales son fusiones y mezclas creolizadas de estas dos grandes fuentes. No queda casi nada de las tradiciones nativas originales.

Fernando Ortíz, el primer gran folclorista cubano, describió las innovaciones musicales de Cuba como resultado de la interacción (“transculturación”) entre los esclavos africanos asentados en grandes plantaciones de caña de azúcar y los españoles o canarios que cultivaban tabaco en pequeñas fincas. Los esclavos africanos y sus descendientes reconstruyeron un gran número de instrumentos de percusión y sus correspondientes ritmos[2]. La gran aportación instrumental de los españoles fue su guitarra, pero aún más importante fue la tradición de la notación musical europea y las técnicas de composición musical.

  ¿Cómo se celebran las fiestas navideñas en Cuba?

Las creencias y prácticas africanas son sin duda una influencia en la música de Cuba. La percusión polirítmica es una parte inherente a la vida y la música africanas, como la melodía forma parte de la música europea. Además, en la tradición africana, la percusión siempre va unida al canto y la danza, y a un entorno social determinado. No es un simple entretenimiento añadido a la vida, es la vida[3] El resultado del encuentro de las culturas europea y africana es que la mayor parte de la música popular cubana está creolizada. Esta creolización de la vida cubana viene de lejos, y en el siglo XX los elementos de la creencia, la música y la danza africanas estaban bien integrados en las formas populares y folclóricas.

Población de Cuba

Las poblaciones indígenas de Cuba han desaparecido en gran medida, aunque en el sureste quedan algunos clanes y familias del pueblo taíno. En la actualidad, el 37% de los cubanos son de origen español, el 11% africano y el 51% mestizo. También hay un 1% de población china.

Culturalmente, el 60% de los cubanos son católicos, pero la práctica religiosa se ha erosionado y las actitudes hacia la iglesia han fluctuado con el tiempo. Durante los años soviéticos, a partir de la década de 1960, el gobierno restringió la práctica religiosa. Tras el colapso de la Unión Soviética en la década de 1980, prevaleció un enfoque más relajado. En la actualidad, las autoridades tratan de conciliar la jerarquía católica en Cuba. La santería es una religión sincrética que combina la religión yoruba de los esclavos africanos con el catolicismo, que ha cristalizado la resistencia contra las vertientes más tradicionales de la religión católica con un conjunto de creencias y prácticas alternativas compartidas por muchos cubanos.

  ¿Cuántas religiones existen en Cuba?

En 1492 Cristóbal Colón desembarcó en las costas de Cuba y la bautizó como Juana (sólo más tarde recibió su nombre actual). La colonización española comenzó en 1511, cuando el conquistador Diego Velázquez creó asentamientos en toda la isla. Las enfermedades y el abuso de los indígenas provocaron un rápido colapso de su población. La Habana se fundó en 1515, un año después de Santiago. Los recursos minerales de Cuba resultaron decepcionantes y la isla se cultivó por su caña de azúcar, tabaco y café. En 1526 llegaron a Cuba los primeros esclavos africanos para trabajar en las plantaciones de azúcar y tabaco.