¿Cómo es la calidad de vida en Dinamarca?

¿Cómo es la calidad de vida en Dinamarca?

Índice de calidad de vida

Dinamarca es ampliamente citada como uno de los lugares más habitables del mundo y, según la OCDE, tiene uno de los niveles de igualdad de ingresos más altos del mundo. Dinamarca también ha sido clasificada como el segundo país más feliz del mundo, y la propia Aarhus fue calificada como la segunda ciudad más feliz del mundo en el Informe Mundial de la Felicidad 2020.

Situada en el extremo sur de Escandinavia, Dinamarca es la puerta de entrada de Europa a la región nórdica. Dinamarca es un país seguro con un índice de criminalidad muy bajo. Además, Dinamarca es uno de los países menos corruptos del mundo. En Dinamarca existe un alto nivel de confianza social, lo que significa que los daneses confían en su gobierno y en los demás. Esto crea un sentido de comunidad y responsabilidad social en Dinamarca, y es una de las razones por las que el modelo de bienestar social funciona tan bien aquí.

Los daneses son relajados, informales y a menudo irónicos. El concepto de “hygge” (ser acogedor y hacer que la gente se sienta como en casa) es una parte esencial de la vida en Dinamarca. El hygge promueve la idea de apreciar las cosas pequeñas y sencillas de la vida, como pasar tiempo con los amigos. También se da mucha importancia a la conciliación de la vida laboral y personal, y es muy común tener un “bar de viernes” en el trabajo para terminar la semana. Eso podría explicar por qué los daneses son tan felices.

Dinamarca, el país más feliz

Conocido por cuidar de sus residentes, este país nórdico valora la igualdad, ofrece servicios excelentes y asequibles, y está dotado de hermosos paisajes en los que pasar el tiempo libre. Aunque la calidad de vida en Dinamarca es muy alta, hay aspectos negativos que los expatriados deben conocer antes de dar el paso. Por ello, hemos elaborado una lista con algunos de los principales pros y contras de mudarse a Dinamarca.

  ¿Cómo es Dinamarca en invierno?

Todo en Dinamarca es caro, desde el alojamiento y los servicios públicos hasta el combustible y la comida. De hecho, la capital de Dinamarca, Copenhague, es una de las ciudades más caras del mundo, ocupando el puesto 16 de 209 ciudades en la Encuesta sobre el Coste de la Vida 2021 de Mercer. Por suerte, los salarios en Dinamarca tienden a ser altos y, en la mayoría de los casos, podrán cubrir los gastos de un expatriado al tiempo que le proporcionan una buena calidad de vida.

Los trabajadores de Dinamarca pagan unos impuestos extraordinariamente altos. Sin embargo, el dinero de los impuestos se aprovecha, y la población disfruta de buenos servicios sociales y acceso gratuito a la educación y la sanidad. Incluso la enseñanza superior es gratuita para los estudiantes de la UE y el EEE. Estos servicios son de gran calidad y, por tanto, merecen la pena los elevados tipos impositivos.

Clasificación de Dinamarca

El Índice de Calidad de la Nacionalidad (QNI) ofrece una clasificación completa de la calidad de las nacionalidades en todo el mundo. Para calibrar las oportunidades y limitaciones que nos imponen nuestras nacionalidades, el QNI mide tanto el valor interno de la nacionalidad, que se refiere a la calidad de vida dentro del país de origen de una nacionalidad, como el valor externo de la nacionalidad, que identifica la diversidad y la calidad de las oportunidades que las nacionalidades nos permiten aprovechar fuera de nuestros países de origen.

El índice tiene en cuenta factores internos (como la escala de la economía, el desarrollo humano, la paz y la estabilidad) y externos (como la exención de visados y las condiciones de trabajo). Con una puntuación del 83%, Dinamarca sólo fue superada por la primera nación, Alemania (83,1%), mientras que el cuarteto nórdico formado por Finlandia (82), Noruega (81,7), Islandia (81,6) y Suecia (81,6) le siguieron para completar los seis primeros puestos.

  ¿Cómo es el estilo de vida en Dinamarca?

La realidad que describe el QNI es, en muchos aspectos, lamentable: en la absoluta mayoría de las circunstancias, nuestra nacionalidad desempeña un papel importante a la hora de establecer un techo altamente irracional para nuestras oportunidades y aspiraciones, lo que refleja el aspecto central de ser nacional de algún lugar, que es un acto aleatorio de nacimiento que no guarda ninguna correlación con los logros, las ideas, los sentimientos y los deseos de ninguna persona: “una lotería de derechos de nacimiento”, en la memorable frase de Aylet Shachar. Esto es algo que los diseñadores del índice no aprueban, sino que observan como parte de la realidad cotidiana, que el índice pretende documentar. El QNI, que se actualiza anualmente, es la fuente de una comprensión dinámica de la calidad de las nacionalidades del mundo medida en base a un conjunto de criterios claros y transparentes.

Vivir en Dinamarca

Dinamarca es un Estado de bienestar nórdico que suele caracterizarse por un estado de bienestar universal con un alto nivel de igualdad, incluida la igualdad de género, y un alto nivel de impuestos y gastos del sector público, pleno empleo y acceso al mercado laboral para la mayoría de las personas. Dinamarca también suele ser descrita como una de las sociedades más felices del mundo.

La cuestión central que se debatirá aquí es por qué puede ser posible que Dinamarca, con uno de los estados de bienestar más amplios del mundo y también con un nivel relativamente alto de impuestos y tasas, se encuentre al mismo tiempo entre los países que a menudo se describen como la nación más feliz del mundo. Esto es relativamente coherente en los análisis que utilizan los datos de la Base de Datos Mundial sobre la Felicidad y la Encuesta Social Europea, pero también los estudios que parten de ciertos indicadores sociales suelen situar a Dinamarca en la cima en lo que respecta al bienestar y la cohesión social. Dinamarca es al mismo tiempo uno de los países con…

  ¿Cómo celebran el Año Nuevo en Dinamarca?