¿Cuál es la cultura de Cartago?

¿Tenía Cartago esclavos?

La antigua Cartago fue una civilización fenicia del norte de África que duró desde el año 650 a.C. hasta el 146 a.C. Fue derrotada por los romanos en el año 146 a.C. Con el tiempo, Cartago se extendió por el norte de África y el sur de la actual España.

La religión cartaginesa se basaba en la religión fenicia (derivada de las creencias del Levante), una forma de politeísmo. Muchos de los dioses a los que rendían culto los cartagineses estaban localizados, y ahora sólo se conocen con sus nombres locales.

Cartago producía sedas finamente bordadas, tejidos teñidos de algodón, lino y lana, cerámica artística y funcional y perfumes. Sus artesanos trabajaban con maestría el marfil, la cristalería y la madera, así como los metales y las piedras preciosas. Comerciaba con el pescado salado del Atlántico y la salsa de pescado (garum), y hacía de intermediario de los productos de casi todos los pueblos del Mediterráneo. Además de las manufacturas, Cartago practicaba una agricultura muy avanzada y productiva, con arados de hierro, riego y rotación de cultivos.

El comercio cartaginés se extendía por mar a lo largo del Mediterráneo, y tal vez al Atlántico hasta las Islas Canarias, y por tierra a través del desierto del Sahara. Según Aristóteles, los cartagineses y otros países tenían tratados de comercio para regular sus exportaciones e importaciones. El imperio de Cartago dependía en gran medida de su comercio con las ciudades de la Península Ibérica, de las que obtenía grandes cantidades de plata, plomo, cobre y, sobre todo, mineral de estaño, esencial para la fabricación de objetos de bronce por las civilizaciones de la antigüedad.

Lengua púnica

Cartago fue una antigua ciudad fenicia situada en la costa norte de África. Su nombre significa “ciudad nueva” o “ciudad nueva”. Antes del surgimiento de la antigua Roma, Cartago era la ciudad más poderosa de la región por su proximidad a las rutas comerciales y su impresionante puerto en el Mediterráneo.

  ¿Cuáles son las comidas tipicas en Navidad?

En el apogeo de su poder, Cartago era el centro de la red comercial fenicia. Llegó a ser la ciudad más rica de toda la región mediterránea. Estaba llena de gente muy rica y contaba con un puerto con más de 200 muelles.

A medida que la antigua Roma, vecina de Cartago en el Mediterráneo, crecía en poder y se expandía, un conflicto entre las dos civilizaciones se hizo inevitable. La rivalidad entre Cartago y Roma acabó estallando en las tres guerras púnicas, que se libraron por tierra y por mar.

A Cartago no le fue bien en las guerras púnicas. En las dos primeras, la ciudad sufrió un cierto grado de fracaso. Cartago perdió el control de la isla de Sicilia tras la primera guerra y cedió aún más territorio tras su derrota en la segunda. Roma volvió a sitiar la ciudad de Cartago durante la Tercera Guerra Púnica. Tardó tres años, pero Cartago finalmente cayó y fue incendiada por Roma. Las tres guerras púnicas se libraron a lo largo de cien años.

Poeni Cartago

Los púnicos, o fenicios occidentales, fueron un pueblo semítico del Mediterráneo occidental que emigró de Canaán al norte de África durante la Primera Edad del Hierro. En la erudición moderna, el término púnico -el equivalente latino del término fenicio derivado del griego- se utiliza exclusivamente para referirse a los fenicios del Mediterráneo occidental, siguiendo la línea del este griego y el oeste latino.

El mayor asentamiento púnico fue la antigua Cartago (esencialmente la moderna Túnez), pero hubo otros 300 asentamientos a lo largo de la costa norteafricana, desde Leptis Magna, en la actual Libia, hasta Mogador, en el sur de Marruecos,[1] así como en el oeste de Sicilia, el sur de Cerdeña, las costas sur y oeste de la Península Ibérica, Malta e Ibiza. Su lengua, el púnico, era un dialecto del fenicio, una de las lenguas semíticas del noroeste originaria del Levante[2].

  ¿Qué hacen los turcos en Navidad?

Los fenicios occidentales estaban organizados en una multitud de ciudades-estado autónomas. Cartago se había convertido en la mayor y más poderosa de estas ciudades-estado en el siglo V a.C. y obtuvo un control cada vez más estrecho sobre la Sicilia púnica y Cerdeña en el siglo IV a.C., pero las comunidades de Iberia permanecieron fuera de su control hasta la segunda mitad del siglo III a.C. En el transcurso de las guerras púnicas (264-146 a.C.), los romanos desafiaron la hegemonía cartaginesa en el Mediterráneo occidental, culminando con la destrucción de Cartago en el 146 a.C., pero la lengua y la cultura púnicas perduraron bajo el dominio romano, sobreviviendo en algunos lugares hasta la Antigüedad tardía.

Raza cartaginesa

Cartago (/ˈkɑːrθɪdʒ/) fue un asentamiento en la actual Túnez que más tarde se convirtió en una ciudad-estado y luego en un imperio. Fundada por los fenicios en el siglo IX a.C., fue destruida por los romanos en el año 146 a.C., que posteriormente reconstruyeron la ciudad de forma fastuosa[4][5][6] En su apogeo, en el siglo IV a.C., Cartago era una de las mayores metrópolis del mundo[7] y el centro del Imperio Cartaginés, una de las principales potencias del mundo antiguo que dominaba el Mediterráneo occidental.

Entre las ciudades más grandes y ricas del mundo antiguo, la ubicación estratégica de Cartago le permitía acceder a abundantes tierras fértiles y a las principales rutas comerciales marítimas[9]. Su extensa red mercantil llegaba hasta el oeste de Asia, el oeste de África y el norte de Europa, proporcionando una serie de productos básicos de todo el mundo antiguo, además de lucrativas exportaciones de productos agrícolas y manufacturados. Este imperio comercial estaba asegurado por una de las mayores y más poderosas armadas del Mediterráneo antiguo, y un ejército compuesto en gran medida por mercenarios y auxiliares extranjeros, especialmente ibéricos, baleáricos, galos celtas, sicilianos, italianos, griegos, númidas y libios.

  ¿Cuál es la artesanía del estado Lara?