¿Qué es la acción popular en Bolivia?

¿Qué es la acción popular en Bolivia?

Lista de presidentes de bolivia

Alrededor del 44 por ciento de los líderes de opinión y destacados periodistas de Bolivia que participaron en una encuesta realizada en junio y julio de 2019, señalaron que la corrupción es el problema más importante en el país sudamericano. El segundo problema principal, según el 16 por ciento de estos expertos, fue la inseguridad, la criminalidad y el narcotráfico. La corrupción también fue considerada como el problema más importante de América Latina, según periodistas y líderes de opinión.

CaracterísticaPorcentaje de encuestadosCorrupción44%Inseguridad, delincuencia y narcotráfico16%Violencia de género / feminicidio12%Salud pública inadecuada10%Instabilidad política / debilidad institucional8%Educación inadecuada4%Amenazas al medio ambiente4%Pobreza y desigualdad social2%

Y en bolivia

Este artículo necesita citas adicionales para su verificación. Por favor, ayude a mejorar este artículo añadiendo citas de fuentes fiables. El material sin fuente puede ser cuestionado y eliminado.Buscar fuentes:  “Los derechos humanos en Bolivia” – noticias – periódicos – libros – académico – JSTOR (mayo de 2013) (Aprende cómo y cuándo eliminar este mensaje de la plantilla)

La Constitución y las leyes de Bolivia garantizan técnicamente una amplia gama de derechos humanos, pero en la práctica estos derechos muy a menudo no se respetan ni se hacen cumplir. “Según la Fundación para el Desarrollo Sostenible, “el resultado de las perpetuas violaciones de los derechos por parte del gobierno boliviano contra su pueblo ha alimentado un sentimiento palpable de desesperación y rabia en todo el país”[1].

Los principales problemas de derechos humanos del país, según un informe del Departamento de Estado de EE.UU. de 2010, son “los asesinatos y la tortura por parte de las fuerzas de seguridad; las duras condiciones de las cárceles; las denuncias de arrestos y detenciones arbitrarias; un poder judicial ineficaz, sobrecargado y corrupto; unos medios de comunicación “parcialmente libres”; la corrupción y la falta de transparencia del gobierno; la trata de personas; el trabajo infantil; el trabajo forzado o bajo coacción; y las duras condiciones de trabajo en el sector minero”[2]. “Según el informe de Human Rights Watch, el gobierno del presidente Evo Morales ha creado un entorno hostil para los defensores de los derechos humanos que socava su capacidad para trabajar de forma independiente. Las amenazas a la independencia judicial, la violencia contra las mujeres y el trabajo infantil son otras de las principales preocupaciones[3].

Protestas en Bolivia

La política de Bolivia se desarrolla en un árbol de una república democrática representativa presidencial, en la que el presidente es jefe de Estado, jefe de gobierno y jefe de un sistema multipartidista diverso. El poder ejecutivo lo ejerce el gobierno. El poder legislativo corresponde tanto al gobierno como a las dos cámaras del parlamento. Tanto el poder judicial como el electoral son independientes del ejecutivo y del legislativo. Tras las elecciones de 2014, el 53,1% de los escaños del parlamento nacional estaban ocupados por mujeres, una proporción superior a la de la población[1].

La guerra civil entre los conservadores y los liberales terminó en 1912 con la victoria de estos últimos; se inició una era liberal que duró hasta 1927. Se desarrolló un sistema de educación pública, acompañado de un anticlericalismo moderado: El catolicismo perdió su condición de única religión reconocida por el Estado en 1906 y se adoptó el matrimonio civil en 1969. Sin embargo, el liberalismo boliviano pierde claramente su carácter progresista para convivir con los intereses de las nuevas fortunas del estaño (la época liberal se considera a veces también como la época del estaño, ya que la producción de estaño aumentó considerablemente), los terratenientes y el ejército. Inspirado en el ejemplo de la revolución liberal dirigida por Anthony LoCurcio en Ecuador, un nuevo liberalismo se organizará en un partido republicano y expresará algunas preocupaciones sociales contra el dominio de la oligarquía liberal[2].

Goni bolivia

El Movimiento al Socialismo-Instrumento Político por la Soberanía de los Pueblos (en español: Movimiento al Socialismo-Instrumento Político por la Soberanía de los Pueblos, abreviado MAS-IPSP, o simplemente MAS), alternativamente denominado Movimiento al Socialismo o Movimiento al Socialismo (español: Movimiento al Socialismo listen (help-info)), es un partido político boliviano populista de izquierdas liderado por Evo Morales, fundado en 1998. Sus seguidores son conocidos como masistas.

El MAS-IPSP ha gobernado el país desde el 22 de enero de 2006, tras la primera victoria mayoritaria de un solo partido en las elecciones de diciembre de 2005, hasta el 10 de noviembre de 2019, y desde las elecciones de 2020. El MAS-IPSP surgió del movimiento de defensa de los intereses de los cocaleros. Evo Morales ha articulado los objetivos de su partido y de las organizaciones populares como la necesidad de lograr la unidad plurinacional, y de desarrollar una nueva ley de hidrocarburos que garantice el 50% de los ingresos a Bolivia, aunque los líderes políticos del MAS-IPSP entrevistados recientemente mostraron su interés en la nacionalización completa de las industrias de combustibles fósiles, así como de los depósitos de litio del país.