¿Que nos dejaron los afrodescendientes?

Países afrodescendientes

En los 360 años transcurridos entre el año 1500 y el final de la trata de esclavos en la década de 1860, al menos 12 millones de africanos fueron llevados a la fuerza a las Américas, entonces conocidas como el “Nuevo Mundo” por los colonos europeos. Esta mayor migración forzada de la historia de la humanidad reubicó a unos 50 grupos étnicos y lingüísticos.

Los barcos europeos llevaban mercancías a África, donde las cambiaban por esclavos. A continuación, los barcos se dirigían a América para intercambiar esclavos por productos agrícolas -extraídos con mano de obra esclava- que se vendían en Europa tras el viaje de vuelta.

El viaje entre África y América, “El Pasaje Medio”, podía durar de cuatro a seis semanas, pero la media duraba entre dos y tres meses. Encadenados y hacinados sin espacio para moverse, los africanos se veían obligados a hacer el viaje en condiciones terribles, desnudos y tirados en la inmundicia.

La parte de Florida en poder de los españoles, al sur del río Santa María, se convirtió en destino de los esclavos fugados. Para enemistarse con los británicos, tanto militar como económicamente, España acogió a los esclavos del territorio británico, los declaró libres y estableció el primer asentamiento libre de negros, Fort Mose, al norte de San Agustín en 1738.

Descendencia afroamericana

La desigualdad es un rasgo estructural y persistente en la historia de América Latina y el Caribe (ALC). Las ciudades de nuestra región son, por su gran diversidad y tamaño, un vivo reflejo de esta problemática. En este contexto, las minorías (ya sea por su etnia, género, religión, orientación sexual, etc.), son especialmente vulnerables y suelen ser, en muchas ocasiones, objeto de discriminación, pobreza y exclusión de nuestra sociedad.

  ¿Cómo era la cultura de los babilonios?

En el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) creemos firmemente que sin equidad, diversidad e inclusión, la región no puede alcanzar un verdadero desarrollo sostenible. Las ciudades son motores del progreso y, por lo tanto, están llamadas a actuar como motores del cambio para lograr este objetivo. A través de nuestra estrategia “Visión 2025, Reinvertir en las Américas”, el BID posiciona a las poblaciones vulnerables como uno de los pilares clave de atención para cerrar las brechas de desarrollo en ALC en los próximos años.

Por ello, con motivo del Día de la Cero Discriminación (1 de marzo) y, dada la proximidad del Día Internacional de la Eliminación de la Discriminación Racial (21 de marzo), dedicamos este blog a destacar la importancia de las políticas a nivel nacional y local, para acabar con la discriminación de una de las poblaciones más vulnerables de nuestra región: Los afrodescendientes.

Diáspora africana

Mi enfoque principal es el siguiente: intercambiar experiencias sobre la lucha y la visibilización de los aportes de los africanos y sus descendientes en la formación de las nacionalidades y culturas latinoamericanas, resaltar ese legado histórico y su presencia real, obtener una base que nos permita reclamar nuestros derechos en todos los niveles de la sociedad, e intentar eliminar la historia y la omisión social perpetrada por las influencias políticas y culturales eurocéntricas heredadas de la colonización.

Debemos tener en cuenta que lo que hoy se considera un logro indiscutible de esta campaña es el resultado de la gran lucha de los negros colombianos, de los afrocolombianos por sus derechos a luchar contra la oscuridad y contra la relevancia silenciada de la presencia afrocolombiana en la historia y en la sociedad.

  ¿Cuántas mujeres se puede tener en Dubai?

De igual manera, no podemos pasar por alto que el trabajo de Colombia, más bien, su lucha, se ha concretado conjuntamente con movimientos sociales similares de nuestros hermanos afrodescendientes presentes en todos nuestros países americanos, con una gran visibilidad en algunos más que en otros.

Afroamericano

La incorporación del tema de los afrodescendientes en el derecho internacional de los derechos humanos es relativamente nueva. Hace tan sólo 18 años, el tema fue planteado en la Conferencia Regional de las Américas realizada en preparación de la Tercera Conferencia Mundial contra el Racismo, la Discriminación Racial, la Xenofobia y las Formas Conexas de Intolerancia en la ciudad de Santiago de Chile en el año 2000.

Este artículo pretende analizar los aspectos históricos del racismo y la discriminación racial contra la población afrodescendiente, así como el desarrollo del tema de los afrodescendientes en el derecho internacional de los derechos humanos en las Américas.

“La discriminación que sufren los afrodescendientes es perniciosa. A menudo, se ven atrapados en la pobreza en gran parte debido a la intolerancia, sólo para ver cómo la pobreza se utiliza como pretexto para una mayor exclusión “11. Ban Ki-moon, ex secretario general de la ONU.

La historia de la población afrodescendiente en las Américas es, sin duda, una historia de supervivencia ante las injusticias y las violaciones sistemáticas de los derechos humanos. El racismo y la discriminación racial han sido, y siguen siendo, parte de la vida de las mujeres y hombres afrodescendientes desde el inicio de la trata transatlántica de esclavos, es decir, desde hace más de cinco siglos.

  ¿Cómo era la vida en el Neolítico?