¿Cómo era la organizacion politica de los romanos?

¿Cómo era la organizacion politica de los romanos?

El reino romano

La República Romana comenzó en el año 509 a.C., cuando los romanos expulsaron a los reyes etruscos y establecieron su propio gobierno. Habiendo sido testigos de los problemas de la monarquía en su propia tierra, y de la aristocracia y la democracia entre los griegos, optaron por una forma de gobierno mixta, con tres poderes. Esta innovación se conoció como sistema republicano. El punto fuerte de la república es el sistema de frenos y contrapesos, cuyo objetivo es encontrar un consenso entre los deseos de los distintos poderes del Estado. La Constitución romana esbozaba estos controles y equilibrios, pero de manera informal. La mayor parte de la constitución no estaba escrita y las leyes se mantenían por precedentes.

La República duró 450 años hasta que las ganancias territoriales de la civilización romana llevaron su gobierno al límite. Con Julio César, en el año 44 a.C., surgieron una serie de fuertes gobernantes llamados emperadores, cuya reorganización de la forma de gobierno romana dio paso al periodo imperial.

Cónsules: Dos cónsules con suprema autoridad civil y militar ocupaban el cargo más alto en la Roma republicana. Su poder, compartido a partes iguales y que sólo duraba un año, recordaba al poder monárquico del rey. Cada cónsul podía vetar al otro, dirigían el ejército, ejercían de jueces y tenían funciones religiosas. Al principio, los cónsules eran patricios, de familias famosas. Más tarde, las leyes animaron a los plebeyos a hacer campaña por el consulado; finalmente, uno de los cónsules debía ser plebeyo. Tras un mandato como cónsul, un hombre romano entraba en el Senado de por vida. Después de 10 años, podía volver a hacer campaña para el consulado.

Cómo gobernaba Roma los nuevos territorios

1.2El Gobierno de la República RomanaSu navegador no soporta la etiqueta de audio.Norma 1.2: El Gobierno de la República Romana Describir el gobierno de la República Romana y los aspectos de los principios republicanos que son evidentes en los gobiernos modernos. (Marco Curricular de Massachusetts para Historia y Estudios Sociales) [8.T1.2] PREGUNTA DE ENFOQUE: ¿Cómo contribuyó el gobierno de la República Romana al desarrollo de la democracia moderna?

La República Romana duró desde el año 509 hasta el 27 a.C.. Su sistema de gobierno incluía características que forman parte del gobierno de los Estados Unidos en la actualidad, especialmente sus procesos para la toma de decisiones políticas basados en el compromiso mutuo (Watts, 2018, p. 7). Al mismo tiempo, Roma durante la República y el Imperio Romano, tenía muchas características antidemocráticas, incluyendo un rígido sistema de clases, la esclavitud y la sanción de la violencia cotidiana. Además, las mujeres no podían asistir ni votar en las asambleas políticas ni ocupar ningún cargo político. Entonces, ¿qué significaban la libertad, el gobierno y la democracia y para quiénes existían durante la República Romana y, posteriormente, el Imperio Romano?

El imperio romano

Nacido en el año 106 a.C., Marco Tulio Cicerón procedía de una rica familia de terratenientes. Pero no pertenecía a una de las antiguas familias patricias que ostentaban la mayor parte del poder político en la República romana. Estudió derecho y retórica (hablar y escribir en público) con un célebre orador y estadista romano.

De joven, Cicerón fue testigo de cómo muchos grandes oradores hablaban en los juicios celebrados al aire libre en el Foro Romano. Estos oradores le inspiraron a buscar la fama y la gloria como abogado litigante (un tipo de abogado primitivo) y líder político.

Cicerón, junto con amigos de la infancia como Julio César, creció cuando las crisis políticas empezaban a abrumar a la República Romana. Los revolucionarios habían establecido la república más de 400 años antes cuando derrocaron al último rey romano.

La República Romana, tal y como evolucionó a lo largo de los siglos, intentó satisfacer las demandas políticas de dos grandes grupos de ciudadanos. El primero eran las antiguas familias aristocráticas y sus aliados de clase alta, entre los que se encontraba Cicerón. El segundo grupo incluía a todos los demás, los plebeyos. Juntos formaban “el pueblo”.

Capitales del imperio romano

La Constitución de la República Romana era un conjunto de directrices y principios que se transmitían, principalmente, a través de los precedentes. La constitución no estaba escrita ni codificada, y evolucionó con el tiempo. En lugar de crear un gobierno que fuera principalmente una democracia (como lo era la antigua Atenas), una aristocracia (como lo era la antigua Esparta) o una monarquía (como lo era Roma antes, y en muchos aspectos después, de la República), la constitución romana mezclaba estos tres elementos de gobierno en su sistema político general. El elemento democrático adoptaba la forma de asambleas legislativas; el elemento aristocrático adoptaba la forma del Senado; y el elemento monárquico adoptaba la forma de los numerosos cónsules de mandato limitado.

La autoridad última del Senado se derivaba de la estima y el prestigio de los senadores, y se basaba tanto en los precedentes como en la costumbre. El Senado aprobaba decretos, que se denominaban senatus consulta, aparentemente “consejos” transmitidos por el Senado a un magistrado. En la práctica, los magistrados solían seguir el senatus consulta. El objetivo del Senado romano solía ser la política exterior. Sin embargo, el poder del Senado se fue ampliando con el paso del tiempo, a medida que el poder de las asambleas legislativas disminuía, y finalmente el Senado asumió un mayor papel en la elaboración de las leyes civiles. Los senadores solían ser nombrados por los censores romanos, pero en épocas de emergencia militar, como las guerras civiles del siglo I a.C., esta práctica perdía vigencia y el dictador romano, el triunviro o el propio Senado seleccionaban a sus miembros.