¿Qué caracteriza a la cultura cartagenera?

Viaje cultural a Cartagena

Conocida por su energía, su arte callejero y su proximidad a muchas islas del Caribe, Cartagena de Indias es una de las ciudades más visitadas de Sudamérica. Conozca las razones para visitar Cartagena y aprenda consejos para planificar el mejor viaje.

12 razones por las que deberías visitar Cartagena de Indias, Colombia1. CulturaEn las afueras de Cartagena se encuentra el hermoso pueblo de San Basilio de Palenque, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.  La influencia de San Basilio de Palenque en Cartagena se aprecia en los vestidos de vivos colores que llevan las mujeres afrocolombianas que venden fruta. Además del bello y autóctono modo de vida entretejido en el mundo moderno, este pueblo es también el primer asentamiento de esclavos independientes en América.  Cartagena también cuenta con una escena social única y un arte y una cultura vibrantes.

2. Historia de lo viejo a lo nuevo Construido por los españoles como el mayor puerto de esclavos de América, el puerto de Cartagena ha evolucionado con el tiempo hasta convertirse en uno de los más activos del Mar Caribe. Las antiguas murallas de la ciudad son un testimonio del tumultuoso pasado de Cartagena. Las murallas sirvieron en su día para protegerse de Francis Drake y sus cañones siguen intactos.  Para cualquier aficionado a la historia, la ciudad de Cartagena es próspera con toques del viejo mundo entrelazados con las experiencias modernas de hoy en día.3. Arte callejero en todas partes El barrio de Getsemani de Cartagena es perfecto para empaparse de la cultura local, beber mojitos y ver el hermoso arte callejero.  Una zona antes sórdida que era conocida por la prostitución y las bandas ha cobrado vida con diversas formas de arte. Descubra murales, esculturas y grafitis en solitario o únase a una ruta de arte callejero a pie en la que incluso tendrá la oportunidad de interactuar con los talentosos artistas.

  ¿Cuáles son las fiestas y ceremonias de los yaquis?

Frente a la playa cartagena, colombia

El pueblo de Palenque de San Basilio, con una población de unos 3.500 habitantes, está situado en las estribaciones de los Montes de María, al sureste de la capital regional, Cartagena. El Palenque de San Basilio era una de las comunidades amuralladas llamadas palenques, que fueron fundadas por esclavos fugados como refugio en el siglo XVII. De los muchos palenques que existieron en tiempos pasados, sólo el de San Basilio ha sobrevivido hasta nuestros días. Se ha convertido en un espacio cultural único.

El espacio cultural del Palenque de San Basilio engloba prácticas sociales, médicas y religiosas, así como tradiciones musicales y orales, muchas de las cuales tienen raíces africanas. La organización social de la comunidad se basa en redes familiares y grupos de edad llamados ma kuagro. La pertenencia al kuagro conlleva una serie de derechos y deberes hacia los demás miembros del grupo y supone una fuerte solidaridad interna. El trabajo diario y los eventos especiales son asumidos conjuntamente por todos los miembros del kuagro.

Los complejos rituales funerarios y las prácticas médicas son prueba de los distintos sistemas espirituales y culturales que enmarcan la vida y la muerte en la comunidad de Palenque. Expresiones musicales como el Bullernege sentado, el Son palenquero o el Son de negro acompañan las celebraciones colectivas, como bautizos, bodas y fiestas religiosas, así como las actividades de ocio.

El centro cartagena, colombia

¿Cultura, dices? Cartagena es un verdadero pote de yogur, sólo que más delicioso y menos sujeto a los estragos del tiempo. Y, a diferencia de una metáfora innecesariamente forzada, todo en esta venerable ciudad se siente mágicamente bien. Por supuesto, podríamos señalar lo obvio señalando la majestuosa arquitectura que esta ciudad ofrece con tanto desparpajo; desde sus castillos, iglesias y murallas, hasta sus calles empedradas y plazas. Eso es fácil. Pero si a esto le añadimos museos fascinantes y de categoría mundial, como el Museo de Arte Moderno y el Museo del Oro, junto con rarezas coloniales como el Palacio de la Inquisición, empezamos a hacernos una idea real de las exquisiteces culturales de las que Cartagena hace gala con tanto descaro. También hay una generosa ración de eventos culturales de primer orden, como el Hay Literature Festival y el Festival Internacional de Música. Para chuparse los dedos.

  ¿Qué es padrino Patacon?

Menos refinada, pero igual de placentera para el paladar cultural, es la música que late en las venas de Cartagena, y que se puede degustar con mayor claridad en la abundante oferta de discotecas y bares de esta ciudad. Los frutos más exquisitos de la floreciente industria de la belleza colombiana se exhiben también cada año en el Concurso Nacional de Belleza. Sin embargo, todas estas rebuscadas alusiones culinarias fueron probablemente estimuladas por la comida escandalosamente sabrosa por la que se está haciendo famosa Cartagena; comida que refleja la rica y variada herencia de las gentes que componen esta ciudad tan compleja. Todo está esperando, chicos: ¡hacedlo!

Cosas que hacer en Cartagena

La presencia romana en Cartagena duró seis siglos y fue una época de indiscutible esplendor para la ciudad. Bajo la ciudad del presente aún quedan restos romanos que atestiguan ese esplendor en yacimientos arqueológicos que siguen creciendo: el Foro Romano, la Casa de la Fortuna, el Decumano, el Augusteum y, por supuesto, la joya de la corona: El Teatro Romano.

La floreciente etapa minera de finales del siglo XIX y principios del XX dio a Cartagena importancia económica y su propia belle époque. La modernización urbana llegó con la construcción de numerosos edificios modernistas y eclécticos. Casas burguesas como la Casa Maestre, palacios como la Casa de Zapata y edificios públicos como el Palacio de Congresos hacen de Cartagena una ciudad modernista de gran importancia.

Los fósiles y restos paleontológicos que podemos encontrar en la ciudad son el hilo conductor de este interesante recorrido, en el que podremos ver los monumentos de la ciudad desde otra perspectiva acompañados de un auténtico experto.

  ¿Qué idioma hablan los amish?

Acompáñenos al Parque Minero de La Unión, un espacio rediseñado que invita a los visitantes a recorrer los lugares donde tantos mineros han trabajado para sacar los preciados minerales de las entrañas de la tierra. Adéntrese en una auténtica mina y sienta la emoción y la pasión de los cantes flamencos que nacieron en sus galerías.