¿Quién es el verdadero Papá Noel?

¿Quién es el verdadero Papá Noel?

Origen de Papá Noel

Santa Claus, también conocido como Papá Noel, San Nicolás, San Nicolás, Kris Kringle, o simplemente Santa, es un personaje legendario[1] originario de la cultura cristiana occidental que se dice que trae a los niños regalos en Nochebuena de juguetes y caramelos o carbón o nada, dependiendo de si son “traviesos o buenos”[2][3] Supuestamente lo consigue con la ayuda de los elfos navideños, que fabrican los juguetes en su taller, que a menudo se dice que está en el Polo Norte, y los renos voladores que tiran de su trineo por el aire[4][5].

A Papá Noel se le suele representar como un hombre corpulento, alegre y de barba blanca, a menudo con gafas, que lleva un abrigo rojo con cuello y puños de piel blanca, pantalones rojos con puños de piel blanca, gorro rojo con piel blanca y cinturón y botas de cuero negro, y que lleva una bolsa llena de regalos para los niños. Se le suele representar riendo de una forma que suena como “ho ho ho”. Esta imagen se hizo popular en Estados Unidos y Canadá en el siglo XIX debido a la importante influencia del poema de 1823 “Una visita de San Nicolás”. El caricaturista y dibujante político Thomas Nast también desempeñó un papel en la creación de la imagen de Santa Claus[6][7][8] Esta imagen se ha mantenido y reforzado a través de las canciones, la radio, la televisión, los libros infantiles, las tradiciones navideñas familiares, las películas y la publicidad.

Santa Claus 1

En primer lugar, hay que saber que la leyenda de Papá Noel es un complicado entramado de mitos, religión y cultura que se remonta a miles de años atrás. La mayoría de los países tienen su propia versión del alegre personaje, y es imposible que nos sumerjamos en todas ellas.

  ¿Qué cosas son legales en Amsterdam?

Casi todas las historias se remontan a San Nicolás, un monje nacido alrededor del año 280 d.C. que vivió en el país conocido hoy como Turquía. Era un hombre muy rico conocido por su bondad y generosidad.

Al absorber las tradiciones paganas, la Iglesia cristiana pudo aportar sutilmente sus propias ideas al pueblo, como la de un buen San Nicolás que traía regalos, al tiempo que permitía a regañadientes que se mantuvieran algunos de los antiguos mitos de los dioses.

¿Cuántos años tiene Papá Noel?

Cuando su hija empezó a tener sospechas sobre Papá Noel, Bell se ofreció a ser sincera con ella. Entonces, compartió con su hija que Papá Noel es “un juego imaginario al que jugamos porque es muy, muy divertido”. También utilizó un libro titulado The Wonderful Truth About Santa Claus (La maravillosa verdad sobre Papá Noel), que enseña a los niños que cualquiera puede ser un Papá Noel siendo amable y generoso con los demás, especialmente durante las fiestas. Del mismo modo, puedes centrarte en formas de mantener el espíritu de Papá Noel durante las celebraciones navideñas de tu familia, como ser generoso con tu tiempo y tu dinero, y dedicar tiempo a reflexionar sobre tu fe. Puedes seguir participando en tus tradiciones favoritas, como visitar a Papá Noel por videochat o en el centro comercial y seguir el rastro de Papá Noel en Nochebuena, o iniciar una nueva tradición navideña aprobada por Papá Noel que mantenga viva la magia de las fiestas, como cantar villancicos, ver juntos películas clásicas de Navidad, compartir chistes navideños divertidos, preparar el calendario de adviento y decorar tu casa.

  ¿Qué es el quichua escrito?

Quién inventó a Santa Claus

Don de la verdadSeñor – Antonio Stagliano, un obispo italiano, dijo recientemente a una congregación repleta de gente que Papá Noel no es real, añadiendo que Santa Claus fue una creación de un anuncio de Coca-Cola. La diócesis local emitió un comunicado de arrepentimiento. Pero Stagliano tenía razón: quería que los niños se centraran en San Nicolás -el antepasado de Papá Noel, según algunos-, que distribuía regalos entre los menos afortunados. A diferencia de su antecesor, el Santa Claus moderno ha llegado a asociarse con regalos caros más que con el servicio social. Puede que esto rompa algunos corazones, pero ya es hora de que los niños aprendan que el verdadero espíritu de la Navidad está en dar, no en recibir.