Tradiciones del estado apure

Tradiciones del estado apure

wikipedia

Este artículo necesita citas adicionales para su verificación. Por favor, ayude a mejorar este artículo añadiendo citas de fuentes fiables. El material sin fuente puede ser cuestionado y eliminado.Buscar fuentes:  “Apure” – noticias – periódicos – libros – académicos – JSTOR (enero de 2017) (Aprende cómo y cuándo eliminar este mensaje de la plantilla)

El estado Apure (en español: Estado Apure, IPA: [esˈtaðo aˈpuɾe]) es uno de los 23 estados en los que se divide Venezuela. Su territorio formó parte de las provincias de Mérida, Maracaibo y Barinas, de acuerdo con las sucesivas ordenaciones territoriales dictadas por las autoridades coloniales. En 1824 se creó el Departamento de Apure, bajo jurisdicción de Barinas, que sentó las bases de la entidad actual. En 1856 se separó de Barinas y por primera vez Apure apareció como una provincia independiente, que en 1864 adquirió la condición de estado. En 1881, sin embargo, una nueva división territorial combinó Apure y Guayana para formar un solo estado llamado Bolívar. En 1899 restableció su autonomía y finalmente, mediante la Constitución de 1909, obtuvo sus actuales fronteras.

wikipedia

Todos los grupos sociales están de acuerdo con la ciudadanía y aceptan el Estado-nación como legítimo, El acceso a la ciudadanía es sencillo y sin discriminación. A los ciudadanos del sur de Europa y de América Latina se les concede la ciudadanía tras cinco años de residencia, y a otros tras diez años. Los miembros de la mayor nación aborigen, los wayuu, que viven a ambos lados de la frontera entre Colombia y Venezuela, suelen tener la ciudadanía en ambos países y no se identifican principalmente con el Estado venezolano. El régimen busca agresivamente definir la identidad nacional según su propia ideología. Como se supone que nación y gobierno son idénticos, a la oposición y a cualquier persona crítica con el gobierno se le niega, al menos retóricamente, la condición de ciudadano.

Las garantías constitucionales de los derechos de asociación y reunión están gravemente amenazadas y reprimidas. Las restricciones a la reunión y a la asociación incluyen la criminalización de las protestas, las detenciones arbitrarias de los líderes de los partidos y de los miembros de los órganos legislativos a nivel local y regional, e incluso de los miembros del parlamento, en violación indisimulada de su inmunidad judicial. Los miembros de la Asamblea Nacional han sido detenidos, han huido al exilio y han encontrado refugio en embajadas extranjeras.

wikipedia

1.En cumplimiento de su obligación como Estado Parte de la Convención Internacional sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación Racial, y de conformidad con el artículo 9 de la misma, la República Bolivariana de Venezuela presenta, en un solo documento, sus informes periódicos 19º, 20º y 21º. En la elaboración del presente informe se han tenido en cuenta las recomendaciones generales formuladas por el Comité durante el examen de los informes anteriores. Se solicitaron las contribuciones de los organismos creados por el Estado con el fin de hacer efectivas las disposiciones de la Convención en Venezuela.

2.La defensa de los derechos humanos ocupa un lugar central en nuestra Constitución, informando una política pública que se desarrolla en programas y proyectos y que es promovida por todos los poderes del Estado, lo que representa un paso importante en la construcción de una sociedad más democrática, participativa y propositiva. En desarrollo de este objetivo y comprometidos con la autoevaluación continua de las disposiciones de la legislación nacional y de los acuerdos internacionales suscritos en defensa de los derechos humanos, las autoridades venezolanas presentan el siguiente informe.

río apureriver en venezuela

Los pueblos que viven de la caza y la recolección dependen de una importante base territorial para obtener alimentos, materias primas e información ambiental. Los Pumé de Venezuela están íntimamente adaptados a las sabanas que habitan. Su cultura, desde la religión hasta la organización social, está profundamente arraigada en su relación con el medio ambiente. El futuro de los pueblos tradicionales depende de que se les garantice cierto control sobre sus tierras y derechos de tenencia de la tierra. Integrar la propiedad indígena de la tierra con los objetivos de desarrollo de los gobiernos nacionales es una tarea difícil. Los pueblos tradicionales no pueden ser “gestionados” de forma análoga a las especies animales en peligro de extinción (Pool 1988). No son “conservacionistas naturales” de los que se pueda esperar que mantengan las tierras en un estado adecuado para el ecoturismo (Alvard 1995). Los pueblos tradicionales tienen sus propios objetivos de desarrollo que deben ser identificados e incorporados a las políticas de gestión de la tierra. El objetivo del Fondo Pumé es documentar las necesidades de tierras y recursos de los Pumé y trabajar con el gobierno venezolano para que reconozca la propiedad de las tierras de los Pumé.

  Tradiciones valencianas en pascua